baleares

Podemos exige expropiar más viviendas en Baleares para alquiler social pese al fracaso de este plan

Juan Pedro Yllanes (Podemos), Miquel Ensenyat (Més) y Francina Armengol en 2019 tras la firma del pacto de gobierno.
Juan Pedro Yllanes (Podemos), Miquel Ensenyat (Més) y Francina Armengol en 2019 tras la firma del pacto de gobierno.
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

Podemos intenta convencer a sus socios del Govern que preside la socialista Francina Armengol para que aplique más medidas en materia de vivienda y entre ellas se rebaje de diez a cinco el número de pisos en propiedad para ser considerado gran tenedor. Según el decreto ley aprobado por Armengol hace tres años, a los grandes tenedores el Govern les puede expropiar las viviendas para destinarlas al alquiler social. Podemos quiere más expropiaciones pese al fracaso que representa que el Govern no haya conseguido alquilar ni una de las 56 viviendas ya expropiadas hace año y medio.

Tra la aprobación hace tres años el decreto ley que regula la expropiación temporal de pisos de grandes tenedores para destinarlos a alquiler social durante siete años, la Conselleria de Vivienda elaboró un primer listado de 1.038 viviendas, que podrían ser objeto de expropiación en diciembre de 2020. En marzo del año pasado, el Ejecutivo balear anunció la apertura del expediente a 56 de esos pisos. No se ha alquilado ninguno. 

La  portavoz adjunta de Unidas Podemos, Esperança Sans, ha asegurado que «la vivienda es una cuestión que desde Unidas Podemos se viene reivindicando desde el principio de esta legislatura». En este sentido, ha defendido que «hace tiempo que desde Unidas Podemos se procura convencer a los socios de Gobierno, al Partido Socialista, para que aplique medidas concretas en materia de vivienda».

«Queremos que se rebaje de diez a cinco el número de viviendas en propiedad para ser considerado gran tenedor, para poder aumentar el número de viviendas sociales», ha afirmado, argumentando que «hace falta poner a disposición de la ciudadanía todos los pisos que se encuentran en manos de la Sareb, declarar todas las Baleares como zonas tensionadas para poder rebajar los precios, un mayor control sobre la oferta turística ilegal y aprobar la Ley de Vivienda estatal, que permita regular los precios».

La realidad es que el plan de expropiación de viviendas a los grandes tenedores para destinarlas al alquiler social ha resultado un auténtico fracaso. Lo único que ha sucedido es que el Govern de Armengol se ha convertido en un gran tenedor de viviendas vacías que mantiene cerradas a cal y canto año y medio después de haberlas expropiados Son 56 pisos lo que tiene en su poder y no ha cedido su uso a ningún inquilino pese a que hay en torno a 10.000 familias en Baleares en lista de espera para lograr una vivienda social.

Otras propuestas

Mientras, respecto la política general del Govern en materia de vivienda, este martes Ciudadanos defenderá en la sesión plenaria del Parlament una moción sobre la vivienda derivada de una interpelación presentada con anterioridad. Con la moción, Ciudadanos pretende instar al Govern a aumentar el parque de vivienda social en alquiler, que el 60% de las VPO se reserve para los jóvenes, introducir un sistema público de préstamos con interés al cero por ciento para la compra de vivienda por parte de jóvenes menores de 35 años que cubra hasta un 20% del valor del inmueble y que se revise la normativa para aumentar las densidades y la capacidad de viviendas para poder construir inmuebles asequibles, entre otras medidas.

La razón de las medidas incluidas en la moción, ha argumentado la coordinadora autonómica de Ciudadanos en Baleares y portavoz parlamentaria, Patricia Guasp, «es que en estos últimos ocho años se ha constatado que las políticas intervencionistas del Govern han sido un absoluto fracaso» pues «aumentan los precios del alquiler, los de venta de vivienda y, además, escasean las propiedades para alquiler».

Por su parte, el portavoz parlamentario de Més per Mallorca, Josep Ferrà, ha respondido a la propuesta que hará Ciudadanos de introducir, en el sistema público del Govern, préstamos que cubran el 20% de la compra de una vivienda, que «llega tarde» y, además, «no pone límites». Esto último, algo «fundamental» para Més porque «no se pueden dar ayudas a compra de vivienda sin asegurarse que estas van a quien realmente lo necesita».

También, el Parlament acogerá una interpelación del PP relativa a la política general del Govern en cuestión de vivienda para jóvenes. Los populares advertirán al conseller de Movilidad y Vivienda, Josep Marí, que los jóvenes «son uno de los colectivos que más difícil lo tienen para poder hacer frente a la compra de una casa» y, además, defenderán la necesidad de «facilitar la compra de viviendas en Baleares, con propuestas». «Una de ellas», ha dicho, «es proponer avales de hasta un 20% del valor de tasación de la vivienda, para que los bancos puedan avalar el 100% del valor de ésta, de modo que aquellos que no tengan capacidad de ahorro, pero si capacidad de retorno, puedan comprar su primer hogar».

El portavoz parlamentario del Grupo Popular, Toni Costa, ha puesto en valor que «esta medida la quiere poner ahora en marcha la propia presidenta Francina Armengol». Algo que, ha dicho, «al PP le parece bien, porque beneficia sobre todo a los jóvenes». Sin embargo, ha precisado, «sorprende que los mismos que, cuando la propuesta la planteaba el PP, votaban que no y decían que se hipotecaba a la gente hasta el infinito o que se beneficiaba a las constructoras, ahora callen». «Esto demuestra la genuflexión de los socios de Govern de Armengol», ha lamentado.

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias