baleares

El Govern de Armengol se olvida del colapso hospitalario y se pelea por imponer el catalán a los médicos

El Govern no ha tomado ninguna medida ante el caos que sufren los hospitales y sólo discute sobre el catalán en la sanidad

Situación caótica en las Urgencias de los hospitales de Inca y Son Espases

Los independentistas de Més amenazan a Armengol con dimisiones si no exige el catalán a los sanitarios

El Govern de Armengol se olvida del colapso hospitalario y se pelea por imponer el catalán a los médicos

El Govern balear de izquierdas que preside la socialista Francina Armengol lleva una semana de peleas y discusiones por la imposición del catalán a los médicos y enfermeras, con amenazas de dimisiones incluidas, mientras se ha olvidado por completo de las disparadas listas de espera en la sanidad y del colapso que vienen sufriendo los hospitales públicos desde antes de Navidad. Para solventar este colapso no ha habido ninguna reunión ni discusión ni se ha emprendido acción alguna.

Ahora, el único tema de debate en lo que se refiere a la sanidad es si hay que exigir el certificado de catalán a los médicos y enfermeras hasta el punto de que la formación independentista Més per Mallorca ha amenazado al PSOE con abrir brechas en el pacto de gobierno y presentar dimisiones si no accede a modificar el decreto ley 6/2022 que regula el proceso de estabilización del personal interino donde se permite exonerar a los médicos y enfermeras del requisito del catalán.

La normativa balear impuestas por el Govern de Francina Armengol obliga a tener el certificado que acredita el conocimiento del catalán para acceder a un puesto de empleo en la Administración autonómica. Esta normativa ha generado a lo largo de los últimos años un gran déficit de médicos y enfermeras en Baleares. Muchos profesionales ha desistido de venir a trabajar a las Islas por no saber catalán y otros se han marchado por no tener el certificado, tal como viene contando OKDIARIO desde hace meses.

Debido a la emergencia sanitaria, Armengol y su consellera de Salud, Patricia Gómez, han decidido a regañadientes exonerar del requisito del catalán a médicos y enfermeras pero se han topado con la oposición radical de los independentistas de Més per Mallorca y de organizaciones como la también independentista Obra Cultural Balear (OCB) y el sindicato Stei.

En la tarde de este lunes ya se celebró una reunión entre el PSOE y Més con la finalidad de llegar a un acuerdo y modificar el decreto del Govern antes mencionado para volver a exigir el requisito del catalán a los sanitarios. No hubo acuerdo y Més ha amenazado a Armengol con una crisis de gobierno. Las negociaciones prosiguen en estos momentos y se está a la espera de las decisiones que puedan emprender los independentistas.

Situación caótica

Mientras sucede todo esto, las Urgencias del Hospital de Inca y del hospital de referencia en Baleares Son Espases se encuentran colapsadas por el aumento de pacientes, preferentemente con enfermedades respiratorias, y la falta de personal. Durante varios días la dirección del Hospital de Inca  se ha visto obligada a cerrar el centro a la llegada de nuevas ambulancias y pacientes de la zona norte de Mallorca ante la imposibilidad de atenderlos. Los enfermos han sido derivados ahora al Hospital de Son Espases, que también sufre una situación complicada.

Recientemente la asociación Defensor del Paciente ha pedido la intervención de Fiscalía ante la «situación límite» que viven las Urgencias y las unidades de cuidados intensivos (UCI) del Hospital Universitario Son Espases (Palma).

Mediante un comunicado, la asociación afirmaba que la situación «es grave» y que son los propios sanitarios «los que denuncian una dejación de funciones y la falta de respeto a los enfermos y profesionales, sin que se mueva un dedo para su solución».

En este sentido, se instaba al fiscal superior de Baleares, Bartomeu Barceló, a intervenir para «salvar vidas». «Es indispensable su implicación para la seguridad de los pacientes y la tranquilidad y sosiego de los profesionales», concluía el comunicado.

A principios de Navidad, el presidente del Sindicato Médico de Baleares, Miguel Lázarodestacaba «la gran sobrecarga» de trabajo para los profesionales sanitarios de estas áreas del centro hospitalario por «el pico» de contagios respiratorios.

Ante ello, Simebal insistía en que se debe «volver a decir una y otra vez que falta una planificación sociosanitaria» que permita drenar estos pacientes.

«A nosotros nos faltan recursos o camas sociosanitarias y debería ser una prioridad en las inversiones sanitarias del Govern y un esfuerzo presupuestario», afirmaba para subrayar que la situación en el Hospital Son Llàtzer «es similar», por lo que se espera que haya problemas en la atención hospitalaria en plena ola de contagios de virus respiratorio coincidiendo con la llegada del invierno.

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias