Al banquillo por patronear una patera de 10 metros con 30 personas desde Argelia hasta Cabrera

Patera
Patera localizada en Cabrera en 2020.
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

La Fiscalía pide seis años de cárcel para un joven de 21 años acusado de patronear una patera de apenas diez metros de eslora con 30 personas a bordo, diez de ellos menores, de Argelia a Cabrera el pasado agosto. La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Baleares ha citado este jueves al hombre para una vista previa, a partir de las 9.30 horas.

La patera fue localizada el 3 de agosto por la mañana en las proximidades de la isla de Cabrera. Según la Fiscalía, la travesía se inició la mañana del día 2 desde Cap Djinet, en Argelia. En la patera viajaban, además del propio acusado, 16 varones, cinco mujeres y diez menores, algunos de ellos niños de corta edad.

La Fiscalía sitúa al procesado a los mandos de la patera, que disponía de dos motores y no llevaba ningún tipo de matrícula. Asegura que el acusado «dirigió en todo momento» la embarcación durante unas 15 horas, hasta que se quedaron sin combustible y a la deriva durante toda una noche.

Los migrantes trataron de llamar a emergencias utilizando sus teléfonos móviles, pero no consiguieron establecer comunicación hasta las 7.00 horas del 3 de agosto. Inmediatamente una patrulla marítima de la Guardia Civil acudió a la zona y logró localizar la embarcación y rescatar a sus ocupantes.

La Fiscalía resalta en su escrito el peligro que supuso la travesía para los migrantes, dado que la patera «no cumplía con ningún estándar de seguridad marítima internacional» y «sobrepasaba con mucho su límite de capacidad de pasaje». Además, no disponían de chalecos salvavidas para todos los pasajeros, en especial los niños, ni radar, GPS o radio.

De hecho, la acusación pública señala también que en el momento del rescate se habían acabado las reservas de agua para los pasajeros.

La Fiscalía resalta también el hecho de que se quedaron toda la noche a la deriva, «a expensas de cualquier eventualidad que pudiese acaecerles en alta mar», como ahogamientos, hipotermias severas «y otras funestas consecuencias», y «sin posibilidad de comunicar con tierra».

El Ministerio Público sostiene que el acusado había sido designado como conductor de la embarcación por parte de una mafia asentada en Argelia dedicada de forma profesionalizada a este tipo de viajes. Según la Fiscalía, cobraban a cada adulto unos 1.600 euros en dinares argelinos.

La Audiencia Provincial de Baleares ya ha celebrado varios juicios contra personas acusadas de dirigir pateras desde Argelia a Baleares. Hasta la fecha ha habido varias absoluciones, condenas con conformidad de los acusados y una sola condena sin conformidad, informa Europa Press.

Este viernes, en otro juicio de similares características por una patera llegada en julio, funcionarios de la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (UCRIF) detallaron cómo funcionan las mafias de inmigración argelinas y destacaron que cada vez atraen a más personas de otros países de África. La Policía Nacional considera que existe una ruta de inmigración ilegal ya consolidada entre Argelia y Baleares.

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias