baleares

Armengol quiere aprobar ya la reapertura de la cantera de Palma cerrada por estar al lado de un barrio

cantera Palma
Cantera de Can Rosselló en el barrio de Establiments en Palma.
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

El Govern balear de coalición de socialistas, independentistas de Més y Podemos liderado por Francina Armengol, quiere aprobar hoy la reapertura de la cantera de Palma cerrada hace casi dos décadas, por el riesgo que suponía para los vecinos del barrio de Establiments en el que se ubica.

En concreto, la comisión política de Medio Ambiente presidida por los también ecologistas de Més, pondrá hoy sobre la mesa para su aprobación o rechazo, el denominado plan de restauración de las canteras de Sa Garrigueta Rassa y de la colindante de Can Rosselló, que ya cuenta con el visto bueno inicial de los técnicos.

Ahora serán los integrantes de esta comisión política presidida por el alto cargo independentista Antoni Alorda, los que confirmen la reapertura de esta explotación, algo a lo que se oponen los vecinos de la zona, el propio Ayuntamiento de Palma, donde gobierna la misma coalición de partidos, y las formaciones de la oposición municipal.

El actual concesionario de esta explotación, la empresa Terral Holding 2005 S.L., presentó un plan de reforestación, que para concretarse precisa de la explotación de una parte de la montaña, rebajando el macizo central de la misma, cuya desolada ladera es visible desde todos los puntos de la geografía urbana de la capital balear.

Pero no es sólo el riesgo inherente a una actividad de este tipo lo que provoca el rechazo vecinal a su reapertura, sino el colapso viario que se producirá en la única carretera de acceso al barrio rural palmesano de Establiments, si el Govern balear avala el proyecto empresarial.

Un informe del Consell de Mallorca alertaba, a este respecto, de que el vial de conexión con este entorno urbano no reúne las medidas mínimas de 7,5 metros de anchura. De hecho en algunos tramos, no supera los 5,30 metros, y es imposible materialmente que se puedan cruzar dos camiones en un espacio sin aceras, con un tránsito intensivo de vehículos de vecinos de Establiments, y de otras poblaciones del entorno, que usan este vial para acceder a Palma.

Los residentes de la zona iniciaron hace ya tres años una recogida de firmas en la que denunciaban que el número de camiones calculado es de 87 de ida y vuelta al día, lo que supondría un verdadero caos circulatorio, al no haber carretera alternativa.

«Por otra parte, el tráfico de camiones en una carretera estrecha y sin arcenes, que atraviesa el barrio de Son Anglada, es muy peligroso para la población, especialmente la escolar, por ser la vía de acceso al colegio público Son Anglada», denuncian en la campaña de rechazo a su reapertura.

Los vecinos son partidarios de una restauración respetuosa con el medio natural, sin voladuras ni movimientos de camiones, ni contaminación, que podría completarse con la autorización de construcción de actividades terciarias: deportes, construcción de un hotel, etcétera.

Según la entidad vecinal, para la corrección del impacto paisajístico no son necesarias voladuras, ni evacuación, ni traídas faraónicas de materiales, ya que con los 433.000 metros cúbicos de materiales inertes presentes ahora en la explotación, se podría cumplir con el relleno de las plazas, consolidar los taludes inferiores y ampliar las bermas que se considerasen más apropiadas.

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias