adoctrinamiento en baleares

Armengol no dará explicaciones por los 30 alumnos expulsados de La Salle tras colgar la bandera de España

El Ejecutivo balear veta la comparecencia en el Parlament del conseller socialista de Educación como exigía Vox

El colegio La Salle de Palma prohíbe ahora totalmente la bandera juegue o no España en el Mundial

El director del colegio La Salle de Palma se rinde al separatismo

Expulsados La Salle
Interior del Colegio La Salle en Palma.

Después de apoyar a la profesora independentista de catalán, el Ejecutivo balear de coalición de socialistas, independentistas de Més y Podemos presidido por Francina Armengol, no dará explicaciones por el caso de los 30 alumnos expulsados del Colegio La Salle de Palma por colgar la bandera de España. La Junta de Portavoces del Parlament, con el voto en contra de las formaciones que sostienen el Govern balear más los regionalistas del PI ha rechazado la comparecencia del conseller socialista de Educación, Martí March.

Así lo ha revelado el portavoz del Grupo Parlamentario Vox, Jorge Campos, en rueda de prensa en la que ha indicado que Ciudadanos se ha abstenido en la moción presentada por el partido liderado por Santiago Abascal.

«Consideramos que el conseller tenía la oportunidad de explicar lo que ha sucedido, pero los partidos del Pacte han votado no», ha lamentado Campos recriminando a su vez al Ejecutivo de Armengol su «falta de transparencia».

Tras recordar que lo sucedido en La Salle no es la primera vez que ocurre de puertas adentro en un centro educativo de Baleares, el líder de Vox en Baleares, ha subrayado que la diferencia, en este caso, es que «los alumnos se han convertido en valientes, y por eso, seguiremos apoyando a las familias y alumnos ante los profesores que hacen un uso político de las aulas».

Por su parte, el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Antoni Costa, ha justificado el voto del PP a favor para que el conseller March diese las explicaciones una vez que Inspección Educativa tuviese los resultados de la investigación, calificando de lamentable que Armengol, «haya querido sacar rédito político de esta situación, que nunca se debería haber producido».

«Desde el minuto uno ha tomado parte en el conflicto y se ha inclinado por una parte», ha dicho Costa acusando a la presidenta del Govern de «politizar los hechos».

«Francina Armengol no sólo ha atizado el fuego y echado más gasolina en el conflicto, sino que lo ha politizado, con el único objetivo de conseguir un puñado de votos»

Desde las formaciones del Ejecutivo balear que, en ningún momento han apoyado a los alumnos expulsados, la portavoz del Grupo Socialista en el Parlament, Pilar Costa, ha pedido al PP que «se desmarque y no se arrastre por el fango de la ultraderecha de Vox».

«El PSIB no participará en esta farsa y la derecha y la ultraderecha han traspasado la línea roja» calificando de «espectáculo bochornoso» lo sucedido, y negando las explicaciones en sede parlamentaria del conseller March.

Desde Ciudadanos, su portavoz y coordinadora autonómica, Patricia Guasp, ha avanzado que su formación ha pedido la documentación y el informe de Inspección Educativa sobre el suceso, y «para no instrumentalizar esto queremos dejarlo en manos de la Inspección Educativa y seremos los primeros en pedir la comparecencia del conseller de Educación una vez que tengamos el informe».

Poniéndose de perfil en este caso, Guasp aseguró, por un lado, que «no considero que nuestra bandera nacional deba suponer ningún problema de convivencia de ningún tipo» mientras que, por otro, afirmó que lo ocurrido obedece al debate «al que nos han llevado los discursos de odio de ambos lados».

Finalmente el portavoz independentista de Més per Mallorca, Josep Ferrà, como no podía ser de otra forma celebró el veto del Ejecutivo a la comparecencia de March, y ha cargado contra Vox, exigiendo que pida disculpas disculpas y explicaciones, porque ya «tiene corruptos sin gestionar ni un euro público».

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias