Sánchez ha enviado a casi 2.000 inmigrantes de Canarias a la península mientras promete repatriaciones

etarras
Pedro Sánchez y Fernando Grande-Marlaska, en una sesión en el Senado. (Foto: EP)

La llegada de grupos de inmigrantes en avión desde Gran Canaria hasta ciudades como Sevilla o Málaga ha elevado ya a 2.000 personas las enviadas por el Gobierno socialcomunista de Pedro Sánchez a la península mientras, sin embargo, aseguran que serán repatriados.

La llegada de pateras a las islas suma ya 16.760 inmigrantes, de los que la gran mayoría alcanzaron el archipiélago a partir del mes de septiembre, según han confirmado a Europa Press fuentes oficiales conocedoras del dispositivo de traslados.

Los 30 inmigrantes llegaron en avión a Sevilla el pasado fin de semana y ya han pasado por las dependencias de la Jefatura Superior de Policía, quedando ahora dentro del sistema de acogida del departamento de Seguridad Social, según ha adelantado el diario ABC citando fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

La situación en Canarias ha provocado las críticas de autoridades locales y diferentes organizaciones tanto de derechos humanos como policiales en un contexto en el que no hay cifras oficiales sobre la derivación a otras ciudades de la Península de los inmigrantes que entraron a Canarias de forma irregular, ni tampoco los que son retornados a los países de origen.

Interior

Fuentes conocedoras de este dispositivo recuerdan que la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior es la encargada de revisar el listado de los inmigrantes que han llegado a Canarias para comprobar si son susceptibles de pasar al sistema de acogida, por tener derecho a protección internacional o ser encuadrados entre los colectivos vulnerables.

Una vez identificados y visados por los funcionarios de la Secretaría de Estado de Seguridad del departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska, los inmigrantes quedan a expensas de que se organicen los traslados en avión o barco hasta la Península, en un dispositivo que coordina el Ministerio de Migraciones, cuyo titular es José Luis Escrivá. Entre que son autorizados y se produce el traslado –también a campamentos de las islas– pueden pasar varios días.

El pasado 19 de noviembre, tras las críticas de la diputada de Coalición Canarias Ana Oramas, fuentes del Ministerio del Interior aseguraron que no habían dado «ninguna orden» de impedir el traslado en barco hasta Huelva de inmigrantes.

Al menos un avión ha retornado también a 22 inmigrantes a Mauritania a principios de noviembre, según confirmaron fuentes oficiales y la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR). Desde esta ONG explicaron que la noche del 18 al 19 de noviembre partió hacia Huelva un barco con unas 30 personas que tenían pasaporte y que muchos otros inmigrantes habían sido realojados en otros puntos de Canarias para aliviar la situación en el muelle de Arguineguín, donde se llegaron a concentrar más de 2.000 personas.

Marlaska

Desde su viaje «absolutamente satisfactorio» a Rabat del pasado viernes, el ministro Grande-Marlaska ha repetido en varias ocasiones que la situación en Canarias se ve agravada por las consecuencias de la pandemia de COVID-19 en Marruecos y otros países africanos, y que la prioridad del Gobierno es activar las repatriaciones a los países de origen.

Aunque sin dar plazos ni entrar en detalles, el titular del Interior también pidió a su homólogo marroquí más implicación para frenar la salida de pateras debido a la «situación de urgencia» de las islas, algo que no se ha conseguido por el momento.

A preguntas de la prensa, este lunes Grande-Marlaska volvió a repetir estas ideas y lamentó que «no se ve todo el trabajo» que realiza Policía Nacional y Guardia Civil en cooperación con los países de origen de los inmigrantes, aludiendo al intercambio de información y la desarticulación de mafias.

«También se desconoce el número de personas que son rescatadas nada más que son lanzadas al mar por esas mafias y son retornadas porque están en zona SAR (área de búsqueda y rescate, por sus siglas en inglés) de países africanos y son puestas a seguro en la costa africana», añadió.

Fuentes policiales consultadas por Europa Press aseguran que este trabajo de prevención logra frenar la llegada de un 30% adicional de los casi 34.000 inmigrantes que alcanzaron las costas españolas hasta el 15 de noviembre, un 23,5% más que en el mismo periodo de 2019, año que Grande-Marlaska pone de ejemplo del buen funcionamiento.

En el caso de Canarias, según los datos que actualiza el Ministerio del Interior cada 15 días, desde septiembre han llegado más de 12.800 inmigrantes de los 16.760 contabilizados en lo que va de año, con una subida del 1.019,6% en comparación al mismo periodo de 2019.

Lo último en España

Últimas noticias