Podemos se venga de Teresa Rodríguez: despide con «violencia» a 4 trabajadores y a la delegada sindical

Teresa Rodríguez y Pablo Iglesias.
Teresa Rodríguez y Pablo Iglesias.

Podemos, con la inestimable colaboración de Izquierda Unida, ha comunicado este viernes el despido de cinco trabajadores de Adelante Andalucía, grupo parlamentario inicialmente formado por Podemos, IU y Anticapitalistas, estos últimos expulsados del mismo por el propio Pablo Iglesias, que ha urdido todo desde Madrid. La venganza del vicepresidente del Gobierno con Teresa Rodríguez se está sirviendo en plato frío. Por el momento, cinco despidos que, según ha podido saber OKDIARIO, podrían ser más en los próximos días.

Los cinco despedidos por Podemos e IU eran trabajadores, con contrato, próximos a Teresa Rodríguez. Despido claramente ideológico por parte de los mismo podemitas que dicen velar siempre por el empleo. Además, entre estos despedidos se encuentra ¡la delegada sindical de la plantilla de Adelante Andalucía!

«Este tipo de prácticas son más esperables de la patronal de una multinacional que de los partidos que dicen haber prohibido el despido»

Según explican fuentes conocedoras, apenas unos minutos antes de que se constituyera la mesa para convocar las elecciones sindicales, la delegada se enteraba del despido porque en su puesto de trabajo, Rafa Ibáñez (ex marido de la ministra María Jesús Montero y mano derecha de Inma Nieto), le ha agarrado del brazo «de forma violenta» y le ha dicho que «se ha rescindido su contrato y que le han mandado un burofax a su casa».

Los cinco trabajadores despedidos son algunos de los que cuentan con más antigüedad en la empresa. A dos de ellos, hace dos días la dirección de Podemos Andalucía les citaron para comunicarles que seguían trabajando y se les asignaron tareas para Podemos. Los otros dos despedidos restantes estaban de baja médica. Hoy, están todos en la calle.

Además, instantes antes de que se constituyera la mesa de trabajadores para convocar las elecciones sindicales, CCOO ha llegado para impugnar las elecciones sindicales sin dar explicaciones de por qué lo hace. Curiosamente, de los 23 trabajadores de la plantilla, 19 son de CGT, uno del SAT y ninguno de CCOO.

«Este tipo de prácticas son más esperables de la patronal de una multinacional que de los partidos que dicen haber prohibido el despido», señalan personas cercanas a los despedidos, que recuerdan que esto «viene después de casi dos meses de lucha sindical del conjunto de la plantilla de Adelante Andalucía para mantener sus puestos de trabajo». «Durante este tiempo, los trabajadores han mostrado su preocupación por su estabilidad laboral tras los sucesos con la Mesa del Parlamento y los cambios en la dirección del grupo parlamentario», concluyen.

Lo último en España

Últimas noticias