Hostelero harto de Podemos: «¿Los indignados iban a arreglar esto? Estamos indignados de los indignados»

El sector hostelero andaluz se ha mostrado contrariado con la gestión de la crisis del coronavirus del Gobierno de Sánchez e Iglesias: «Es una ruina sin pies ni cabeza». El estado de alarma decretado para tratar de frenar el avance de la pandemia en esta segunda ola va a dejar al sector al borde de la ruina y la indignación se hace patente.

«Tenemos unos políticos que no saben lo que hacen. Mucho verano, mucho irse por ahí… Y ahora los que no nos hemos ido pagamos las consecuencias», lamenta el dueño de un bar céntrico de Sevilla. El cierre obligado de su establecimiento le impide dar el servicio de cenas y ve su caja reducida a la mitad.

«Oigo a Pedro Sánchez decir que de ésta saldremos todos. No, oiga, saldrá usted o don ‘Moños’. ¿Dónde está la casta? ¿Quién es la casta ahora? Son ellos. Los indignados eran los que iban a arreglar esto, y ahora estamos indignados de los indignados. Ya está bien», sentencia el hombre.

«La normativa primero fue no beba usted en la calle y no fume usted dentro, pero ahora es no trabaje usted. Prohibir, prohibir y prohibir. ¿De verdad? Esto es muy antiguo», lamenta el hostelero. «¿Qué estamos, en una dictadura dentro de una democracia?», se pregunta.

«A nosotros no nos reducen los impuestos, nos los aplazan. Y los ERTEs no vienen. Y ahora tengo que tener miedo de que venga la policía a decirme que tengo una mesa de más y que tengo que pagar una multa de 6.000 a 600.000 euros. Pues méteme la multa de 600.000 euros, que a ver cuándo la vas a cobrar, mi alma», explica el dueño del bar.

«Hemos llegado a un punto en que no te puedes creer nada de lo que dicen, porque no lo demuestran. Pedro Sánchez, alias ‘El Pinocho’, dice blanco y mañana negro. Que iban a dar millones, sí, pero ¿a quién? A los que estamos fichados no nos dais millones, al contrario. El que tiene un negocio, el que está dado de alta en la Seguridad Social, el que tiene todo en condiciones… Ése está fichado. A ése hay que sacarle el dinero. Pero a los demás, no. A esos se les regala, y el vago se hace más vago», comenta a OKDIARIO.

El hombre recuerda que «el pasado puente venía todo el mundo de fuera y no pasaba nada, pero ahora sí. Y no sólo es la hostelería; son los carniceros, transportistas, pescaderos… ¿Esto es a lo que aspirábamos? ¿Esto es el progresismo que hay? Y me dirán que soy facha, pero yo ya no soy de nada, porque todo es mentira», comenta resignado.

«Espadas está escondido»

El hostelero admite que entre los pocos clientes de su bar no se aclaran con las decisiones del Ejecutivo: «Me da igual que Pedro Sánchez se tire media hora hablando en televisión. No lo entiende nadie. Está todo el mundo liado, no saben si pueden salir o no de sus casas». Y achaca al Gobierno dejadez de funciones tras la primera ola: «¿Por qué no hicieron esto en verano? Decían que ya estaba superado, se fueron a palacetes y cobraron su sueldo. Y los demás nos hemos quedado aquí, sufriendo. Y a la hora de la verdad vamos a ser los que paguemos el pato».

La labor del alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, también provoca indignación entre el sector hostelero: «Aquí hemos estado tres semanas seguidas con las calles llenas como si fuera la feria, pero no había ningún coche de policía. Yo personalmente llamé a la Policía Local para avisar de la que se estaba montando y no vino nadie». El hombre acaba reclamando mayor presencia de Espadas y criticando su política en la capital: «El señor Espadas quería entrar para ayudar al ciudadano y ahora está para ayudarse a él. Y ahí está, escondido».

Lo último en España

Últimas noticias