Comunidad de Madrid

Ayuso retrata a Sánchez en su discurso de Fin de Año por «rehuir de sus responsabilidades» ante el Covid

"No vamos a desertar de nuestras obligaciones, ni vamos a dejar de dar la cara nunca", ha asegurado la presidenta

La jefa del Ejecutivo autonómico afirma que las "esperanzas" están puestas "en los meses a partir de la primavera"

Ver vídeo
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en su discurso de Fin de Año desde Móstoles.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha lanzado un mensaje de confianza a los ciudadanos en su discurso de Fin de Año, esperando que 2021 sea el del «trabajo y la esperanza», con la meta de «recuperar la prosperidad que teníamos antes de la pandemia» para continuar «viviendo abierta y libremente». Ello, sin bajar la guardia y llamando a los madrileños a ser «prudentes» y «seguir luchando» contra el coronavirus hasta entonces. Por su parte, Díaz Ayuso ha prometido firmeza en lugar de «rehuir de la responsabilidades», en un claro recado a la polémica gestión de Pedro Sánchez en el Ejecutivo central.

«No se trata de acaparar poder y rehuir de las responsabilidades que ese poder conlleva. Trabajamos para los ciudadanos y no al revés. En la Comunidad de Madrid queremos gobernar con la menor intromisión posible en las vidas de nuestros gobernados, confiando en su criterio, en la colaboración público-privada. Pero no vamos a desertar de nuestras obligaciones, ni vamos a dejar de dar la cara nunca», ha remarcado Díaz Ayuso desde el Monumento a la Libertad en el municipio de Móstoles.

Mientras la prensa internacional reconoció el Milagro de Madrid por rebajar la incidencia del virus sin cerrar la hostelería, Pedro Sánchez se ha puesto de perfil reiteradas veces en esta pandemia. Lo hizo durante las vacaciones de verano, en el inicio de la segunda ola que se ha cobrado ya más de 33.000 vidas en España; también endosando a las comunidades la decisión de pedir el segundo estado de alarma, y más recientemente, protagonizando todo un ejercicio de desgobierno dejando a las regiones a su suerte con 17 planes distintos de Navidad frente al Covid. Los expertos ya apuntan a una tercera ola en el país.

«Objeto de burlas»

Frente a esta desidia, Isabel Díaz Ayuso ha subrayado que «Madrid ha sido la primera en reaccionar ante la pandemia, con numerosas iniciativas que fueron criticadas y objeto de burlas, para, a los pocos meses, quizá cuando ya era tarde para otros, copiarlas punto por punto». Así fue con los confinamientos por áreas básicas de Salud o con la realización masiva de test de antígenos, una de las claves del Milagro de Madrid. Mientras el Gobierno de Sánchez no permitía tales pruebas en farmacias o llegaba tarde al refuerzo de los controles en el aeropuerto de Barajas.

«Madrid fue la primera en cerrar, la que primero presentó un plan educativo -que ha sido, además, un éxito-, la primera en abrir un hospital de emergencias en tiempo récord, la primera en colaborar con el Gobierno central, pero también la que ha sido crítica cuando no se ha defendido la Constitución española, que se ha querido cambiar por la puerta de atrás», ha proseguido la jefa del Ejecutivo autonómico.

Además, Díaz Ayuso ha querido acompañar a «los que estarán cenando solos, o junto al hueco que ha dejado un ser querido, imposible de llenar» y ha recordado emotivamente a «nuestros abuelos y padres que ya no están». También ha tenido unas palabras para «los que acaban de cerrar su negocio de toda una vida»; «los que dudan si podrán seguir subiendo la persiana del suyo cada mañana»; «los autónomos, que afrontan subidas de cuotas mientras acumulan facturas y promesas sin cumplir»; o «los menores de 25 años, que sufren niveles de paro cercanos al 40%».

Y, junto a ello, ha añadido, «sí, me preocupan la Cañada Real, o los menores no acompañados, pero no para instrumentalizarlos políticamente, sino que me preocupa el problema en su integridad: las vidas en juego, la pobreza, la educación, los delitos, los ciudadanos afectados dentro y fuera».

«El valor de los héroes»

Tras reconocer a las Fuerzas Armadas y Cuerpos de Seguridad que «acompañaron a nuestros muertos, en nombre de sus familiares, como ocurrió en el Palacio de Hielo de Madrid y el de Majadahonda, durante las peores noches de la pandemia», Díaz Ayuso ha destacado que este año «hemos aprendido el valor de los héroes, que usan batas, fonendos, pizarras, escobas, palés de mercancías, o cajas registradoras. Que los hay de cualquier edad y condición», ha incidido.

También ha puesto en valor que el nuevo hospital de pandemias, el Isabel Zendal, lleva el nombre de una enfermera como homenaje a la encomiable labor de los sanitarios. «Hoy más que nunca sabemos valorar el trabajo de los maestros y profesores, de los directores de colegios e institutos, la labor de las universidades, y a los artistas. Ahora entendemos mejor lo impagable de tener un cuerpo de funcionarios que mantenga las instituciones en marcha. Todos nos han dado una lección de humanidad», ha aplaudido. «Y especialmente los niños, con su valentía y su aprender a vivir en mitad de la dificultad. Si ya se lo debíamos todo por ser niños, ahora además les debemos admiración», ha apostillado la presidenta madrileña.

En este adiós a 2020, Díaz Ayuso también ha querido mirar al futuro y ha enfatizado que «nuestras esperanzas están puestas en los meses a partir de la primavera del nuevo año, y sabremos estar a la altura», ha asegurado. De ahí que el lugar elegido para pronunciarse su discurso haya sido toda una declaración de intenciones. El Monumento a la Libertad de Móstoles, un conjunto escultórico que fue inaugurado por Don Juan Carlos y Doña Sofía, representa para la presidenta madrileña los cuatro principios de la libertad ciudadana, «lo que garantiza nuestra estabilidad y seguridad». Se trata, ha recordado , de la «Igualdad, la Democracia, la Justicia y la Convivencia».

Capital del español en 2021

Para el año que comienza, y frente a los pactos de Sánchez con el separatismo catalán y el ataque que supone la Ley Celaá, la presidenta popular también ha avanzado que su Gobierno planea que Madrid «se convierta en la capital del español en Europa, porque la lengua española es el puente que nos une con 600 millones de hablantes, y es nuestro más valioso patrimonio». «La cultura hecha en español nos pertenece a todos y debemos difundirla y protegerla», ha agregado.

Para Díaz Ayuso, presidir la Comunidad de Madrid, la «primera en la lucha por la Constitución y la libertad», es «una permanente lección de humildad, un reto y una ilusión que no decae si se tiene verdadera vocación de servicio público». Y así, «desde Móstoles, desde este sur de Madrid, leal, valiente y luchador, ejemplar este año como lo ha sido toda su historia, mis mejores deseos a cada uno de los que compartimos esta región que tanto nos gusta, feliz Año Nuevo», ha concluido.

Lo último en España

Últimas noticias