Cine

Crítica de ‘Ane’, nominación a mejor película en los Premios Goya 2021

‘Ane’ es una de las cintas mejor valoradas de 2020 y se presenta a la gala de los Goya con cinco nominaciones a sus espaldas.

Los premios Goya 2021, en directo

Premios Goya 2021
'Ane' es candidata a los Premios Goya 2021 (Fotograma del Tráiler 'Ane' - Amania Films)

‘Ane’ es una de las cinco candidatas a mejor película de los Premios Goya 2021. La cinta ha recibido 5 nominaciones, incluyendo mejor director novel, mejor actriz principal, mejor actriz revelación y mejor guion adaptado. Rodada en euskera, la película destaca como una de las mejores obras de 2020 y busca abrirse un hueco imperecedero en la industria del cine español. Hoy, 6 de marzo, sabremos si se lleva alguna estatuilla de los Premios Goya 2021.

‘Ane’ nos cuenta la historia de una madre que, ante la desaparición de su hija, comienza a recorrer sus pasos previos en aras de resolver el misterio. De esta manera, junto a su exmarido, se adentra en unas juventudes vascas marcadas por una serie de altercados ante la inminente construcción de un tren de alta velocidad en Vitoria; altercados con los que la joven está directamente relacionada. La cinta profundiza en los conflictos sociales, a medida que ejecuta un relato intimista sobre una mujer orgullosa, a simple vista segura de sí misma y dispuesta a hacer lo que haga falta por defender sus intereses. Todo envuelto en un contexto notablemente polémico que trata de cerca el pasado del País Vasco con la banda terrorista ETA.

Una impecable construcción de personajes

‘Ane’ no es una película a la que le interese la fugacidad del relato, repasando por encima las diferentes temáticas que va tocando. Todo lo contrario, el filme se centra en Lide, la madre de Ane, prodigiosamente interpretada por Patricia López Arnaiz. Una rigurosidad en su recorrido psicológico rodea al personaje, asentando las claves de su personalidad desde el primer minuto para, posteriormente, ir poniendo en tela de juicio su resistencia emocional y así otorgar una impecable conclusión que poco o nada tiene que ver con el contexto social de la historia.

De la misma manera, quienes rodean a Lide dotan de coherencia narrativa a su arco de personaje. Fernando, exmarido encarnado por Mikel Losada, es el complemento perfecto a los rasgos de Lide, sirviendo de contrapunto a la actitud de la protagonista. El rigor interpretativo halla su guinda del pastel en Jone Laspiur, nominada a mejor actriz revelación en los Premios Goya 2021.

La construcción ejercida por David P. Sañudo y Marina Parés converge a la perfección de unos actores en estado de gracia. Cada gesto parece estar perfectamente medido por el propio David P. Sañudo, quien además de escribir ‘Ane’, la dirige. Una sucesión de detalles interpretativos marcados por la sutileza que hacen resplandecer lo escrito sobre el papel, como si fuera exactamente lo que imaginaron cuando estaban desarrollando el proceso de escritura.

Puesta en escena con rigor cinematográfico

David P. Sañudo ha firmado su primer largometraje como director, trabajo que le ha valido para llevarse una nominación a los Premios Goya 2021. El resultado denota un absoluto control sobre la técnica narrativa asociada al mundo del celuloide, contando más con imágenes y movimientos de cámara, que con las propias palabras. De nuevo encontramos en sus decisiones de escena ciertas sutilezas que, a modo de semillas, se van plantando a lo largo de la película para recoger sus frutos a medida que el relato va avanzando.

De principio a fin, la puesta en escena opta por un ritmo pausado, midiendo al detalle cada plano en aras de narrar exactamente lo que se pretende. No se busca la grandilocuencia, tampoco una sucesión de primeros planos que obliguen al espectador a soltar lágrimas gratuitas: se escoge generar realismo en la historia con los rasgos que nos permiten denominar al cine el séptimo arte.

Metáfora como recurso narrativo

El complemento perfecto de ‘Ane’ lo encontramos en la belleza narrativa que, junto a la técnica cinematográfica y a la escritura de sus personajes, nos hace apreciar un desarrollo argumental con un hilo metafórico; suponiendo así una combinación perfecta entre todos los ingredientes que David P. Sañudo pone en cocción.

Una pared resquebrajada es más que suficiente para narrar todo lo que la cinta quiere contar. Este concepto logra englobar prodigiosamente el desarrollo de Lide de principio a fin, sirviendo como punto de partida que, llegados a la conclusión de ‘Ane’, refleja todo lo que hemos estado viendo. Porque la metáfora es un recurso literario que, cuando se ejecuta con eficacia en el cine, otorga un valor inigualable al relato: un mérito más de una de las películas más interesantes de los Premios Goya 2021.

La carrera de David P. Sañudo acaba de dar un salto cualitativo de notable relevancia, sirviendo de apertura de puertas ante un futuro que dará mucho que hablar no solo en el panorama nacional, sino también internacional. La formalidad con la que ha ejecutado ‘Ane’, el tacto con el que trata a sus personajes y el absoluto control sobre la escritura, son propios de las grandes eminencias de la industria más que de un director novel; no obstante, tal y como han probado sus nominaciones a los Premios Goya 2021, estamos ante una de las grandes promesas del cine español.

Lo último en Cine y Series

Últimas noticias