Twitter

El gesto de una niña durante su primera comunión, en tiempos de coronavirus, choca los 5 con el cura

Las comuniones este año, como todas las demás celebraciones se han visto afectadas por el coronavirus.

Las comuniones este año, como todas las demás celebraciones se han visto afectadas por el coronavirus. Son muchos los que han tenido que aplazar esos actos tan importantes por el cierre decretado por el gobierno. En marzo se cerró el país para contener la pandemia, aunque descendieron los contagios, España sigue luchando contra el virus. Las celebraciones se aplazaron a la espera de tiempos mejores, algunas se han ido celebrando durante estos días, aunque el caso de esta comunión es singular. Esta niña no piensa en ningún virus, ella hace lo que le sale del corazón ganándose el aplauso del público.

Una niña choca los 5 con el cura y se convierte en viral en Twitter

Esta niña se merece un aplauso por lo que ha conseguido, hacer olvidar durante unos segundos el problema del coronavirus. Este vídeo de una primera comunión atípica ha hecho reír a medio país. La pequeña cumple a rajatabla las normas sanitarias, con una mascarilla a juego con el vestido, al igual que su madre, se presentan frente al cura.

El hombre empieza a realizar su sermón cuando alza la mano con la intención bendecir a la pequeña, esta salta de inmediato le choca los 5 de forma totalmente espontanea. Es su madre la que la aparta rápidamente, mientras el cura no puede parar de reír. Este gesto tan natural que hace unos meses no hubiera causado tanto revuelo, actualmente es muy peligroso.

El virus se puede contagiar y por ese motivo es tan importante lavarse las manos y no tener ningún contacto. La niña ajena a una norma sanitaria que se ha acabado imponiendo para evitar contagios es totalmente sincera y directa. Este tipo de gestos nos recuerdan que algún día, no ahora, pero quizás dentro de unos meses todo puede volver a la normalidad.

Se volverá a chocar lo 5, abrazar, besar y amar, de la misma forma que se hacía antes. El mundo deberá ser como antes con una valiosa lección aprendida. En cualquier momento puede cambiar todo, disfrutar de lo que tenemos, vivir los abrazos intensamente, acariciar y sentir siempre que sea posible, porque nunca se sabe cuando puede cambiar todo.

El coronavirus si que nos ha enseñado algo, a ser un poco menos egoístas y ser más solidarios. A pensar en los demás, sin una red en la que todos formamos un todo, no se puede acabar con el virus. Como en China que han podido acabar con los contagios cumpliendo con las medidas de confinamiento y aislando a los positivos, podemos conseguirlo. Todo puede cambiar, de la misma forma que se detectan positivos, pueden verse modificadas estas cifras.

Esta primera comunión nos enseña que aún hay esperanza, que la realidad puede volver a ser como antes, solo hay que tener un poco de fe. La nueva realidad es difícil de comprender a veces, pero detrás de esta novedad hay la posibilidad de volver a lo que teníamos. Esa espontaneidad y manera de actuar en la que se podía hacer cualquier cosa sin miedo.

Lo último en Tendencias

Últimas noticias