De los Reyes posmodernos de Carmena con túnicas de mercadillo a la suntuosa Cabalgata de Almeida

Cabalgata
Los Reyes Magos de 2016 con Carmena, y los de este año con Almeida.

Sólo han pasado cuatro años, pero media un abismo entre la Cabalgata de Reyes de 2016, organizada por el equipo de gobierno de Manuela Carmena, y la que ha recorrido este domingo las calles de Madrid, tras la llegada de José Luis Martínez-Almeida a la Alcaldía.

Los Reyes Magos posmodernos de la Cabalgata de Carmena parecían personajes escapados de una función de teatro escolar o de un cumpleaños con poco presupuesto. Con barbas deshilachadas, coronas de papel charol propias de los anuncios del Burger King y túnicas de mercadillo.

El equipo de gobierno de Ahora Madrid había intentado montar una suerte de cabalgata laica, desnaturalizando el acto y olvidando que su objetivo final debían ser los niños. Y efectivamente, el estampado de la túnica del Rey Baltasar parecía la cortina de ducha de un motel de carretera. Melchor no tuvo más suerte, ya que muchos niños lo confundieron con una versión pintoresca del mago Merlín.

«Tomamos tan en serio las tradiciones y las actualizamos y diversificamos para que sigan importando«, argumentó la alcaldesa Manuela Carmena para intentar justificar el fiasco. Sin embargo, en el libro de memorias que ha publicado este año, reconoce que aquella Cabalgata «rompía la tradición» y los ropajes de los Reyes, no hace falta decirlo, eran «muy feos».

«Los trajes de los reyes, buscando quizá su secularización, eran muy feos. No respondían a las expectativas. Rompían con la tradición, pero no lo hacían con una innovación acorde a la reconocida trascendencia urbana, más allá de la religiosa», explica la ex alcaldesa en su libro.

La Cabalgata que ha recorrido este domingo las calles de Madrid ha recuperado la imagen tradicional que los niños identifican con esta fiesta, con un gran espectáculo de luz y color que ha deslumbrado a los más pequeños.

Precedidos por caballos, e incluso por un elefante dorado, los Reyes Magos han saludo a los niños desde sus carrozas y la Cabalgata ha concluido con un gran castillo de fuegos artificiales ante el Palacio de Cibeles.

Lo último en Sociedad

Últimas noticias