Muere un preso en la cárcel de Teixeiro en La Coruña tras causar un incendio en su celda

prisiones-terrorismo-libertad
Un furgón de la Guardia Civil custodia una de las cárceles españolas. Foto: Europa Press
  • Europa Press

Un interno del módulo de régimen cerrado de la cárcel de Teixeiro (A Coruña) falleció a última hora de este miércoles como consecuencia de un incendio que él mismo inició en su celda.

Según han confirmado a Europa Press fuentes de Instituciones Penitenciarias, el suceso ocurrió a las 20,00 horas de este miércoles en una celda del módulo de aislamiento de esta cárcel coruñesa, cuando saltaron las alarmas por la presencia de humo en la galería.

Los funcionarios de guardia comprobaron a través de las cámaras que, efectivamente, se estaba produciendo un incendio y había una intensa humareda, por lo que procedieron a abrir las celdas para que los internos saliesen al patio y no resultasen afectados.

Sin embargo, comprobaron que uno de los internos –que se encontraba en la celda donde se había iniciado el fuego– no había salido al patio y, con los equipos de protección pertinentes, procedieron a entrar en la zona.

El preso fue localizado inconsciente por el intenso humo en el interior de su celda y el equipo médico de la cárcel se desplazó de inmediato para intentar reanimarlo, pero solo pudo certificar su muerte.

Instituciones Penitenciaras ha iniciado una investigación interna, como es habitual en cualquier tipo de incidente, para esclarecer lo sucedido. A mayores, han precisado, se ha dado parte al juzgado, que también realizará una investigación judicial sobre este hecho.

El fallecido es un preso considerado ‘peligroso’, tal y como ha confirmado en declaraciones a los medios la subdelegada del Gobierno en A Coruña, Pilar López-Rioboo, que acababa de llegar a A Coruña desde la prisión gaditana del Puerto de Santa María, dado que tenía pendiente una comparecencia en un juzgado gallego. La muerte pudo producirse por "asfixia", según los primeros indicios.

Del suceso, López-Rioboo ha explicado que el hombre se encontraba con otro preso peligroso, que sí salió de la celda, mientras que al fallecido lo sacaron, aún con vida, los trabajadores de la prisión, pero "no pudieron reanimarlo".

Este suceso se produce una semana después de que la misma cárcel coruñesa registrase otro incendio en el módulo de aislamiento, que en aquella ocasión se saldó con otro interno afectado por inhalación de humo.

Concretamente, el fuego se inició sobre las 21,00 horas del pasado partes 7 de mayo. El incendio obligó a intervenir también a dos funcionarios, que tuvieron que adentrarse en el humo para rescatar al interno de la celda en la que se había originado. Aunque resultó intoxicado, se recuperó de aquel episodio.

Temas

Lo último en Sociedad