Inseguridad en Barcelona

Una mafia experta en robar a turistas ‘premium’ desvalijó a la familiar real qatarí en Barcelona

robo
Los qataríes que fueron víctimas del robo son familiares directos del emir de Qatar.

A los Al-Thani les sustrajeron cerca de 30.000 euros en relojes, joyas y dinero. Los Mossos estrechan el círculo a los ladrones y describen el modus operandi del grupo que dio el golpe

Más inseguridad en la Barcelona de Colau: roban a la familia real de Qatar 30.000 € en joyas

La inseguridad de la Barcelona de Colau espanta al turismo asiático tras la muerte de la doctora Kim

Los Mossos d’Esquadra estrechan el cerco a los ladrones que desvalijaron a miembros de la familia real de Qatar en Barcelona. Se busca a un grupo de individuos especializados en ‘fichar’ a turistas de alto nivel adquisitivo en zonas de tiendas y restaurantes de lujo, para luego planificar un robo a su habitación.

Sábado 29 de junio, dos de la tarde. Varios miembros de la acaudalada familia real de Qatar salen por la puerta principal del hotel Monument. Uno de los alojamientos más lujosos y exclusivos de Barcelona, situado en la zona más cara del Paseo de Gracia. Allí ocupaban una de sus suites durante un viaje de placer. Lo que no sabían es que les estaban vigilando muy de cerca.

Según ha sabido OKDIARIO de fuentes de los Mossos relacionadas con la investigación, el robo de dinero y joyas, por un valor cercano a 30.000 euros, fue ejecutado por una mafia "de expertos en desvalijar a turistas ricos". Y la investigación, en pleno apogeo, ya tiene algunos sospechosos sobre la mesa.

‘Cazar’ a turistas ricos

El modus operandi de estos grupos de delincuencia organizada se basa en la observación callejera de posibles objetivos. Buscan en zonas de restaurantes emblemáticos -y caros- de la ciudad, en las aceras donde se aglomeran las tiendas más exclusivas y en las puertas de los hoteles donde el precio por noche supera los 1.000 euros. Y ahí "es donde eligen a sus víctimas".

Tras ello, describen los agentes consultados, realizan una evaluación del objetivo. "Se fijan en el número de bolsas que llevan, las marcas que han comprado y, sobre todo, en las joyas y relojes que llevan encima. Pueden calcular con bastante precisión de cuánto es el golpe que tienen delante", explican.

Los equipos policiales especializados en delincuencia organizada han estado tratando en los últimos años con este tipo de grupos. Saben que no es fácil cogerles, ya que por su seguridad suelen ser "itinerantes". Golpean en una ciudad y huyen a otra urbe europea, donde esperan al siguiente robo. Por ello, explican, se está "en contacto con policías de otros países y con organismos supranacionales", como Interpol, para tratar de seguirles la pista.

Nadie se enteró

Una vez que los qataríes salieron de su hotel rumbo al restaurante, comenzó el golpe. Los Mossos saben, por el registro electrónico del hotel, que la puerta de la suite de los Al-Thani se abrió en torno a las cuatro de la tarde. Hora a la que sus legítimos huéspedes aún se encontraban fuera.

El o los ladrones se llevaron de cuajo la caja fuerte. Un dispositivo de seguridad de tamaño medio, que según las fuentes policiales consultadas "pesa mucho pero puede ser transportada por una sola persona en una bolsa o maleta". Sólo robaron en esa habitación.

En el interior de esta caja fuerte se encontraba dinero "en euros y otras divisas", así como joyas y relojes. Los miembros de la familia real qatarí lo valoraron en cerca de 30.000 euros. Tenían joyas de mayor valor, pero las llevaban encima en el momento del robo.

Tarjeta clonada o chivato

Una de las líneas de investigación que se sigue es la que apunta a cómo consiguieron acceder a la habitación. No estaba forzada, se abrió con una tarjeta electrónica. Los Al-Thani, familiares del emir propietario del PSG, el equipo de fútbol parisino, tenían las suyas a buen recaudo.

Una de las opciones que se baraja es que los ladrones dispusieran de un moderno artilugio capaz de "clonar" tarjetas tipo RFID, lo que les permitiría acceder a casi cualquier estancia del hotel. Y otra, más preocupante, que contaran con un "cómplice o chivato" dentro del establecimiento hotelero.

Los agentes ya han podido revisar las imágenes que ofrecieron las cámaras de videovigilancia que hay en el hotel. Lo que hay en esos vídeos es, de momento, secreto.

 

Lo último en Sociedad