Desaparecida París

La española que desapareció en París retoma su actividad en redes con una foto de fiesta

Imagen de Natalia con la publicación de este fin de semana.
Imagen de Natalia con la publicación de este fin de semana.

Natalia Sánchez Uribe retoma su vida. Esta joven mallorquina que desapareció durante varios días en París conmocionando a gran parte de la población ha publicado este fin de semana en Instagram una fotografía de fiesta.

La joven española universitaria que durante varios días estuvo perdida por París, Natalia Sánchez Uribe, ha publicado este fin de semana una imagen en Instagram donde disfruta de una fiesta con amigas.

Viendo la fotografía, esta chica que disfrutaba de una beca Erasmus parece que ha gozado de una noche con amistades próximas para, de algún modo, recuperar la normalidad.

Natalia ha publicado un "Instagram Stories" a modo de GIF en la que aparecen varios fotogramas en los que se da un beso y un abrazo con una amiga. Llama la atención lo que parece un pequeño detalle de sus amigas: lleva al hombro una banda en la que pone "Miss …". Acompaña la fotografía el texto "Yass Mi amor". La cuenta de Instagram permanece abierta a todo el público y ya cuenta con 7.560 seguidores.

Estas imágenes se publican 25 días después de su reaparición en un hospital parisino. Desapareció el 1 de mayo y el 8 de ese mismo mes fue localizada ingresada en un centro médico francés. Al aparecer la familia pidió "un tiempo para la intimidad y recuperar la calma". La madre en una grabación de audio pidió que se respetara "la necesidad de sosiego" de la familia.

Publicación en Instagram de Natalia.
Publicación en Instagram de Natalia.

Brote psicótico

Poco después de conocerse su desaparición, OKDIARIO informó de que la Guardia Civil y la policía francesa manejaban como principal hipótesis una “desaparición involuntaria” de la joven por un problema transitorio de saludad mental.

Se sospechaba que la joven podría haber sufrido un brote psicótico, tras analizar sus comunicaciones recientes con su entorno en las que anunciaba que no estaba atravesando un buen momento personal y que se sentía “perseguida”.

La joven fue hallada por una patrulla de policía deambulando por una calle de París. Fue trasladada a un hospital, donde permaneció varios días hasta que fue identificada como la joven española desaparecida. En Francia el caso no tuvo especial relevancia pública, y además su documentación había quedado abandonada junto a la mochila que apareció cerca de la facultad donde estudiaba.

Lo último en Sociedad