El conductor del vehículo siniestrado en Salamanca será investigado por homicidio imprudente

Él se encuentra en estado grave. Es el conductor del vehículo que ha sufrido un grave accidente a primera hora de este domingo en el municipio salmantino de Galisancho, en el que han muerto otros cuatro jóvenes y otro también ha resultado herido. Ahora, la Guardia Civil le investigará por cuatro homicidios imprudentes y por un delito de lesiones.

El teniente del Subsector de Tráfico de Salamanca Juan Ramón Marcos, ha explicado que en el vehículo viajaban seis personas cuando sólo tenía capacidad para cinco plazas, por lo que al menos uno de ellos viajaba sin el cinturón de seguridad puesto.

El teniente Marcos ha calificado de "dantesco" el escenario que se han encontrado los agentes a su llegada al lugar del accidente que ha ocurrido poco antes de las siete y media de la mañana en la DSA-130, la carretera que une Alba de Tormes, de donde eran los jóvenes fallecidos, con Armenteros.

La Guardia Civil realizará, además, pruebas de detección de alcohol y drogas en sangre, entre otras medidas.

Los desplazamientos cortos como el que realizaban estos jóvenes son una de las principales causas de accidentes en nuestras carreteras, especialmente en coincidencia con las tradicionales fiestas del verano.

"Se trata de evitar este tipo de situaciones. No sabemos cuál ha sido la causa, pero hay que evitar este tipo de situaciones que lleven a resultados tan horribles como el ocurrido", ha afirmado el mando de la Guardia Civil.

Los cuerpos de los tres fallecidos han sido trasladados al Instituto Anatómico Forense para que mañana les sea practicada la autopsia, mientras que los otros tres -entre ellos el conductor- se recuperan de las heridas en el Complejo Asistencial de Salamanca.

Lo último en Sociedad