Oídos

Trucos para limpiarte tus oídos sin ayuda

Aunque la limpieza de los oídos puede hacerse por un profesional sanitario, en el día a día hay trucos para limpiarte tus oídos sin ayuda. Toma nota de estas pautas.

Limpieza de oídos
Cómo limpiarte tus oídos

El oído es uno de los órganos más complejos y delicados. Su anatomía es más que interesante: pequeños huesos, conductos y membranas que tienen como función principal permitir la audición. Pero no es la única: el oído interviene en el sentido del equilibrio. La limpieza de los oídos es necesaria pero debe hacerse con cuidado. Limpiarte tus oídos en exceso o que lo haga otra persona puede producir daños irreversibles.

¿Por qué debes limpiarte tus oídos sin ayuda?

Los padres son los encargados de limpiar los oídos de los niños, pero tan pronto como puedan, deben hacerlo por sí mismos. Esto sucede porque el oído es una zona muy sensible y delicada y sin querer se puede dañar el tímpano. La perforación de tímpano puede causar infecciones y hasta pérdida de la audición.

Si eres una persona adulta, también te recomendamos limpiar tus oídos por ti mismo o, si crees que no puedes hacerlo, solicitar una consulta con el médico. Todas las precauciones que se tomen para cuidar los oídos son pocas frente a la gravedad de las consecuencias. Debes aprender a limpiarte tus oídos sin ayuda y también saber cuándo es necesaria la limpieza. El cerumen es una defensa natural del oído frente a las bacterias y agresiones ambientales.

Solamente debe procederse a una limpieza profunda cuando el cerumen cambia de color o se sienten los oídos taponados y el problema no se resuelve con procedimientos caseros sencillos.Bastoncillos oídos

Cómo limpiar los oídos sin dañarlos

Para comenzar, se debe tener mucho cuidado con los tradicionales bastoncillos o hisopos de algodón. No solamente son muy contaminantes sino muy poco adecuados. Por una parte, los palillos forman parte de los productos que la Unión Europea está tratando de limitar debido a la contaminación con micro plásticos. Por otra, el algodón del extremo del bastoncillo puede alterar el pH y reducir la producción natural de cerumen disminuyendo las defensas naturales del oído.

La forma correcta de mantener los oídos limpios es aprovechar el agua de la ducha diaria y si es necesario ayudarse con el dedo meñique. No utilizar jabón ni limpiar en exceso.

Oídos taponados

Si se sienten los oídos taponados, lo mejor puede ser acudir a los servicios médicos correspondientes. Para paliar este problema en casa, lo mejor es probar estas estrategias:

  • Preparar una solución salina con una cucharada de sal fina en media taza de agua tibia. Disolver. Limpiar de a un oído por vez, dejando caer unas gotas y manteniendo ese oído hacia arriba para que la solución penetre y limpie.
  • Echar unas gotas de aceite de oliva, aceite mineral o aceite para bebés en el oído tapado. Cubrir con una bolita de algodón y dejar actuar toda la noche.
  • Sprays auditivos: son un nuevo producto que permite limpiar los oídos con seguridad. Antes de utilizarlo consulta con tu médico.
  • Lo que no se debe hacer: introducir cualquier objeto extraño en los oídos con la intención de limpiarlos. También se deben evitar los productos “mágicos” como cucuruchos de papel o velas. ¡Cuida tus oídos!

Lo importante para proceder en casa a la limpieza de los oídos es no dañar la zona y tener el riesgo de un accidente casero.

Lo último en Salud

Últimas noticias