Problema renal

¿Sabes lo que es la hemodiálisis?

Para complementar la función de los riñones y nuestro sistema renal, se aplica un proceso denominado hemodiálisis. ¿En qué consiste esta técnica?

La hemodiálisis
Problemas renales: la hemodiálisis

La hemodiálisis es una técnica de sustitución de la función renal que se utiliza en personas cuyos riñones han dejado de funcionar, parcial o totalmente. El proceso de este método purifica la sangre y elimina el exceso de agua a través de intercambios entre la sangre del paciente y un líquido estéril (diálisis). Los intercambios se realizan a través de un proceso de difusión en el que las sustancias van desde las más concentradas hasta las menos concentradas; por lo tanto, la urea y la creatinina que se encuentren en concentraciones demasiado altas en la sangre, serán eliminadas.

Características de la hemodiálisis

El papel de los riñones es eliminar los desechos, las sales y el exceso de agua que pueda existir en la sangre. Cuando los riñones no funcionan normalmente, se utiliza la hemodiálisis para garantizar un adecuado proceso de limpieza. Las personas con insuficiencia renal crónica o aguda deben recibir tratamiento de diálisis a intervalos regulares.

En situaciones graves y de urgencia, este procedimiento permite que las sustancias tóxicas que han entrado en el torrente sanguíneo sean evacuadas rápidamente. En la actualidad están habilitados estos tratamientos en unidades de diálisis hospitalarias, en clínicas especializadas, o en la propia casa del paciente.

Proceso de la hemodiálisis y objetivos

La duración de cada tratamiento de diálisis y el número de sesiones que necesitará cada paciente dependerá fundamentalmente de sus características particulares. En un centro de diálisis hospitalario los tratamientos de hemodiálisis tienen lugar tres veces a la semana y cada sesión dura, aproximadamente, entre 4 y 5 horas.

La principal función de la hemodiálisis es la limpieza de la sangre, pues de lo contrario, la concentración en sangre de potasio, sodio y urea subiría a niveles peligrosos y podría causar daño al organismo, como acumulación de líquidos o presión arterial elevada.

El trasplante de riñón es una alternativa a la diálisis, siempre que la salud del paciente le permita someterse a esa cirugía y que haya un órgano compatible que esté disponible.

Riesgos de este procesoLa hemodiálisis

Aunque la hemodiálisis es considerada un procedimiento seguro, conlleva algunos riesgos de sufrir efectos secundarios o complicaciones:

  • Anemia
  • Infecciones o coágulo sanguíneo
  • Caída en la presión arterial por disminución de la cantidad de agua en sangre
  • Calambres
  • Cambios en la frecuencia cardíaca
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Confusión
  • Alteración del sueño
  • Debilitación en los huesos por deficiencia de vitamina D, que producen los riñones

En la mayoría de los tratamientos se requiere de dos agujas, una para transportar la sangre a la máquina de diálisis y la otra para repatriarla al cuerpo. En ocasiones es utilizada una sola aguja con dos aberturas.

La hemodiálisis se considera un tratamiento que mejora la calidad de vida de los pacientes. Y quienes se someten a ella, deben saber en qué consiste y qué beneficios reporta. Comparte esta información. Es esencial para las personas que puedan necesitar de este tratamiento médico.

Lo último en Salud

Últimas noticias