Actividades

¿Qué hacer cuando no hay ganas de hacer nada?

¿Puede llegar a ser la desgana un problema que requiera atención médica? Aquí te damos algunos consejos para retomar la actividad normal. Toma nota de ellos.

Aburrimiento
No hay ganas de hacer nada

Vivimos en una sociedad híper exigente, en la que siempre hay que estar haciendo algo.  Todo el mundo repite que “el tiempo es oro” y en las agendas de adultos y niños casi no hay casilleros libres.  La sobrecarga de tareas, estrés y trabajo pueden conducir a la apatía. Esta es una condición médica que sin tratamiento puede convertirse en abulia.  Sin embargo, cuando no hay ganas de hacer nada temporalmente, esto puede ser saludable y hasta divertido.  ¿Es tu caso? ¡Aprende más!

¿Por qué a veces no hay ganas de hacer nada?

Se entiende por ganas el deseo de hacer algo.  Pero seamos sinceros: no siempre tenemos ganas de hacer las cosas que debemos. Sin embargo, sabemos que debemos cumplir con nuestras obligaciones y hacemos un esfuerzo de voluntad.

A veces la desgana es más fuerte y, por una o dos veces, decimos “hoy no tengo ganas”. Pero todo puede empeorar. No solamente podemos no tener ganas de cumplir las obligaciones, sino de ninguna otra cosa. Es decir, no hay ganas de hacer nada.Aburrimiento

¿Cuáles son las causas?

¿Esto es malo? Veamos las causas:

  • Sobrecarga física y emocional.
  • Problemas de salud.
  • Falta de motivación.
  • Dificultades personales o laborales.
  • Días rutinarios y sin cambios.
  • Llegada del otoño o invierno.

Algunas de estas causas necesitan atención médica. La desgana y la apatía pueden ser síntomas de infecciones o anemia. O consecuencia del uso de ciertos medicamentos como ansiolíticos y antidepresivos.

También se puede tratar de un síntoma de enfermedades neuropsiquiátricas como la depresión y la demencia. Si no se trata adecuadamente se convierte en abulia, que es el extremo de la falta de motivación, interés e iniciativa.

En el caso del cambio de estación, la naturaleza nos recuerda que llegó el momento de descansar. Falta de motivación y estrés pueden superarse con cambios en el estilo de vida o  descanso.

¿Debe combatirse la desgana?

La desgana puede ser interpretada como holgazanería o incluso vivirse con culpa. De hecho, muchas personas sufren durante las vacaciones porque no saben qué hacer con su tiempo libre. Sin embargo todo el resto del tiempo añoran las vacaciones para, precisamente, no hacer nada.

Se cree que la falta de ganas debe ser combatida. Se aconseja realizar ejercicio, cambiar de aire, tener pensamientos positivos, practicar un pasatiempo. Se considera que cuerpo y mente deben estar siempre ocupados.  Sin embargo, puede darse en forma temporaria y en el marco de buena salud física y mental.

Algunas recomendaciones

  • ¿Te has levantado con desgana esta mañana? Si tienes la oportunidad, deja que la mente fluya y el cuerpo descanse.
  • Si eres una persona activa, las ganas volverán solas naturalmente apenas te recuperes.
  • Debes hacer las cosas, aunque no tengas ganas, comprométete a tomar un descanso en cuanto sea posible.
  • No temas aburrirte un poco: del aburrimiento nace la creatividad.

Cuando no hay ganas de hacer nada es porque están llegando las ganas de hacer grandes cosas. ¡Prepárate!

Lo último en Salud

Últimas noticias