Ventajas, también, para la economía

En los próximos cinco años, el 80% de los servicios de salud se ejecutarán en el propio hogar

La Sociedad Española de Informática de la Salud (SEIS) asegura que "el apoyo firme a la transformación digital del sector salud sería también beneficioso para la diversificación de la economía española y el empleo en su conjunto"

La endometriosis afecta aproximadamente a 190 millones de mujeres y niñas en edad reproductiva

En los próximos cinco años, el 80% de los servicios de salud se ejecutarán en el propio hogar
"Más del 70% de los españoles realizarán una consulta por conexión video en 2025", según señalan desde Deloitte Digital.

Todos los sectores de la economía se enfrentan ahora al mismo reto: digitalizarse, y el sanitario también. Sin embargo, este en concreto cuenta con algunas dificultades añadidas debido a que todavía muchos pacientes y profesionales prefieren el contacto físico y presencial, el ‘tú a tú’.

En palabras del consejero de Sanidad del Gobierno de Cantabria, Miguel Rodríguez Gómez, «la pandemia ha puesto de manifiesto la necesidad de reforzar la Salud Pública y la Atención Primaria, pero con enfoques innovadores». Así lo sentenciaba en el IX Congreso de Gestión Clínica celebrado a finales de 2021.

Por esta razón y como ya ocurre en la actualidad, la relación médico-paciente se llevará a cabo de manera virtual, de manera que los profesionales sanitarios diagnosticarán las dolencias por teléfono o telemáticamente, aunque, previsiblemente, esta situación se dará en dolencias menores o menos graves.

Algunos retos que afronta el sector

A pesar de las preferencias de algunos grupos sobre la presencialidad, la realidad es solo una: las estimaciones señalan que en los próximos cinco años el 80% de los servicios de salud, como la telemedicina, no se ejecutarán en el hospital ni en los centros sanitarios, sino en el propio hogar. Así lo asegura Omega CRM, una empresa especializada en diseñar e implementar soluciones digitales, quien además destaca cuatro de los muchos retos que aborda en la actualidad el sector sanitario:

  • Falta de visión única del paciente. Esto requiere la necesidad de unificar los sistemas informáticos y las aplicaciones de las distintas organizaciones que engloban el sector para que todos ellos tengan de manera unánime acceso a la información del paciente.
  • Imposibilidad de tener acceso a la información en tiempo real, por lo que muchas veces el paciente se ve obligado a explicar, de forma repetida, todo su proceso clínico, lo que también ralentiza el diagnóstico y la aplicación de un tratamiento adecuado.
  • Fragilidad de la información. La poca adhesión de las distintas administraciones sanitarias provoca que en ocasiones la información del paciente se llegue a perder por la mala gestión de los datos, lo que supone también una pérdida económica para todas ellas.
  • Complejidad para garantizar la seguridad y confidencialidad de la información. Con relación a lo anterior, la pandemia ha hecho que el número de canales de contacto entre la organización sanitaria y el paciente se haya incrementado durante los últimos dos años, lo que implica una mayor cantidad de datos que gestionar e integrar en los sistemas de las organizaciones del sector. Por eso es tan importante contar con protocolos de seguridad y confidencialidad avanzados, que además ayudarán a las empresas a construir confianza en el paciente.

La compañía Deloitte Digital, una línea de servicio de acompañamiento a las empresas en su transformación digital, también cuantifica sus predicciones: «Más del 70% de los españoles realizarán una consulta médica por conexión vídeo en 2025». Asimismo, uno de los responsables de la empresa, Andrés Martínez Verde, coincide en que «el hogar será el lugar habitual para el cuidado y seguimiento rutinario de la salud, preservando los hospitales para el tratamiento especializado, traumatología y emergencias».

Acortar tiempos y unificar información

Lejos de parecer una desventaja, el director de estrategia y crecimiento de Omega CRM, Javier Arquelladas, asegura que «la aparición de nuevas aplicaciones permiten a los doctores y personal sanitario atender de una forma más eficiente y personalizada a cada uno de sus pacientes tanto de forma remota, gracias al auge de la telemedicina, como de forma presencial, ya que la recolección y análisis de los datos de los pacientes ha permitido un mayor conocimiento de la evolución de su tratamiento, permitiendo así acortar el tiempo de recuperación de muchos pacientes».

Como cualquier cambio disruptivo, es normal que se cuestione la viabilidad de algunos avances como la telemedicina. Sin embargo, de la misma manera que ha ocurrido en otros sectores, como en el de la educación, donde la presencia digital es cada vez mayor, «la tecnología puede ayudar a simplificar y perfeccionar procesos mejorando la experiencia del paciente», concluye Arquelladas.

Cinco claves en el desarrollo digital del sector salud

Y no son solo lo dicen las empresas, sino que las organizaciones sanitarias también apuestan por esta nueva era. La Sociedad Española de Informática de la Salud (SEIS), además, critica que antes de la pandemia la inversión en TIC se había visto reducida drásticamente e implora que no vuelva a ocurrir.

Desde la organización, sentencian: «Si tenemos en cuenta que la salud constituye uno de los sectores de mayor actividad y conocimiento acumulado en España y que las nuevas tecnologías relativas a la salud digital suponen, además, la oportunidad de desarrollar un nuevo sector industrial de alto valor añadido y alta cualificación de sus profesionales, el apoyo firme a la transformación digital del sector salud sería también beneficioso para la diversificación de la economía española y el empleo en su conjunto».

Entre las necesidades y recomendaciones para definir una estrategia de salud digital común y válida para todas las comunidades autónomas, SEIS destaca, en un documento, cinco de las más importantes:

  • Contar con un liderazgo efectivo y único por parte del Ministerio de Sanidad
  • Establecer un marco estratégico sobre la adopción de la Salud Digital en el Sistema Nacional de Salud (SNS)
  • Elaborar un plan que establezca prioridades e hitos en el tiempo
  • Rediseñar y reorganizar las prácticas existentes
  • Identificar las mejores prácticas de las distintas organizaciones sanitarias públicas y privadas, tanto a nivel nacional como internacional

Lo último en OkSalud

Últimas noticias