psicología

Priorizar, aprender a saber qué es importante

El estrés es un mal del siglo XXI que se cada vez afecta a mayor número de personas. Priorizar es uno de los factores para acabar con ello.

En vez de fijarnos listas interminables es mejor clasificar nuestras tareas en categorías temáticas.
Priorizar, aprender a saber qué es importante

El estrés es un mal del siglo XXI que se cada vez afecta a mayor número de personas. Priorizar es uno de los factores para acabar con ello.

Cuando aprendemos a priorizar las cosas salen sin aumentar nuestras tareas diarias de forma rápida. ¿Lo aplicamos?

Reducción de tareas

Muchas veces no acabamos nuestra tareas, tanto domésticas como laborales, porque no hemos aprendido  a saber lo que es importante. Cuando lo sabemos entonces las tareas se reducen porque sabemos que  no hace falta hacer más de lo que hemos priorizado.

Elimina acciones que sabes que no vas a hacer

Uno de los problemas actuales y que hace que el estrés surja es que acumulamos tareas. Pensamos que el día tiene muchas horas, y es evidente que todo no podemos hacerlo. Entonces, para aprender a priorizar, solos debes eliminar o tachas tareas de tu lista que sabes que no vas a acabar el mismo día.

Aprender a decir no

Es más sencillo de lo que crees. Si lo que deseas es libertad, la palabra no es posible. Si te da cosa decir no, entonces puedes acabar con un no para hoy o un no del todo. Todo será más fácil si decimos no más veces al día.

Todo es importante, ¿Qué hago?

No, todo no es importante. Debemos priorizar las tareas por aquellas más urgentes, para luego pasar a las importantes. Finalmente se quedarán las poco importantes pero que algún día debemos hacer porque si no se quedarán ahí sin cumplir.

Fuera listas o tareas, mejor categorías temáticas

En vez de fijarnos listas interminables es mejor clasificar nuestras tareas en categorías temáticas. Esto nos ayuda a saber cuáles son las tareas principales asociadas a cada objetivo, y luego saber las que son secundarias.

Aprender a delegar

Para priorizar y poder acabar las tareas a tiempo, no solamente debemos aprender a decir no, sino también a delegar. Hay muchas cosas que pueden hacer otras personas, primero porque lo harán mejor y más rápido y segundo porque no llegamos a todo. Compartir tareas es la clave del éxito.

Organización

Sin planificación no hay prioridad. Entonces todo debe estar organizado para detectar qué es lo verdaderamente importante.

Lo último en Salud

Últimas noticias