coronavirus

Principales diferencias entre el coronavirus y la gripe y el resfriado

Principales diferencias entre el coronavirus y la gripe y el resfriado
Principales diferencias entre el coronavirus y la gripe y el resfriado

El coronavirus suele tener síntomas similares a la gripe y al resfriado, y durante el otoño suelen proliferar estos últimos. Con la Covid-19 no sabemos bien cómo diferenciar entre coronavirus y la gripe y el resfriado. Es importante identificar cada síntoma para no equivocarnos y si tenemos dudas y estos signos duran más de lo normal entonces es mejor consultar al médico.

Ya todos conocemos cuáles son los síntomas del coronavirus, aunque estos han variado y se han sumado otros. Veamos las diferencias que, aunque pocas, las hay.

Síntomas de Covid-19

Los signos más comunes del coronavirus son la fiebre, que suele ser más alta que la que provoca la gripe, el cansancio, la tos seca, la pérdida de gusto y/u olfato. Y otros menos comunes pero que también pueden darse son los dolores de cabeza, las náuseas y diarreas, la dificultad para respirar, y la pérdida del olfato.

Estos signos aparecen a los cuatro o cinco días de haberse infectado y se pueden alargar hasta ocho días o más. Si bien sabemos que ante estos síntomas y si nos hacen pruebas y damos positivo entonces debemos quedarse en casas alrededor de 14 días sin tener contacto con nadie.

Signos de la gripe

Conocemos ya lo que es la gripe y el resfriado común y sí tiene muchos signos parecidos al Covid-19. De ahí que sea importante centrarnos en las diferencias.

La fiebre, la tos seca y el cansancio son síntomas comunes. En la gripe podemos experimentar dolores musculares, pérdida del olfato y gusto, dolor de garganta, diarrea… pero siempre de manera menos común. La fiebre no suele ser tan alta como en el coronavirus.

Cuando hablamos de resfriado, quizás tiene menos semejanzas que con el coronavirus, porque suele haber mocos, estornudos, dolor de garganta, congestión general, tos pero con mocos (a diferencia de la Covid-19 que la presenta seca).

Aunque también aparece cansancio, pero raramente hay fiebre y los dolores musculares. El resfriado dura mucho menos que la gripe aunque todavía podemos tener tos y algo de mocos durante algunos días más.

Como vemos hay signos muy similares que nos pueden llegar a confundir. Si no lo tenemos nada claro, podemos entonces hablar con nuestro médico. Es interesante vacunarse contra la gripe porque este año se recomienda que lo haga toda la población (especialmente la de riesgo) para evitar colapsos y no confundir con el coronavirus.

Una vez se lo hemos transmitido a los doctores son lo que valorarán si hacer una prueba PCR  o no dependiendo de los síntomas que tengamos. Y sea un caso u otro debemos hacer caso a las indicaciones del profesional para durar con estas enfermedades lo menos posibles y evitar contagios a la población en general. De todas manearas lo más común es que uno, al llegar el frío, experimente la gripe y el resfriado.

Lo último en Salud

Últimas noticias