Memoria

Harvard nombra el mejor ejercicio para desarrollar tu memoria

Harvard nombra el mejor ejercicio para desarrollar tu memoria
mente

Fact checked

×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

Para el año 2050, se estima que aproximadamente 153 millones de personas convivirán con alguna enfermedad neurodegenerativa. Por lo tanto, debería preocuparnos este avance en las patologías relacionadas con el funcionamiento de las neuronas. ¿Qué podemos hacer? En principio, ver cuál es el mejor ejercicio para desarrollar tu memoria. Al menos, el mejor según Harvard.

Por supuesto, esto no debería preocuparnos tanto en nuestra juventud como a medida que envejecemos y el paso del tiempo causa diversos daños en la asociación entre las neuronas encargadas de la memoria.

El caso es que cuanto antes nos ocupemos de ello, menor será el deterioro que el cerebro sufra. Los investigadores de Harvard han intentado encontrar respuesta a un problema básico para los potenciales pacientes: ¿cuál es la actividad más eficaz para prevenir o combatir estas enfermedades?

El ejercicio para desarrollar tu memoria

Y aunque muchos hubieran creído que se trataba de los enigmas o las adivinanzas, en realidad es más simple de lo que se piensa. Todo lo que debemos hacer es practicar algún deporte con regularidad. No hay nada que sea más recomendable para la memoria. Justo esto es lo que asegura un informe publicado por la prestigiosa Universidad de Harvard, donde dan más detalles al respecto.

En sus pruebas, los expertos comprobaron que seguir un programa de entrenamiento de intensidad moderada durante seis meses resultaba suficiente para notar cambios importantes en la memoria y las habilidades cognitivas de los participantes voluntarios. Cuanto más se estimule este talento único de los seres humanos, durante más años vamos a poder mantener su utilidad.

Luego, cada uno puede optar por el deporte con el que se sienta más cómodo, si bien lo ideal es alternarlos y complementarlos. Puedes salir a correr, andar en bici, nadar. Incluso ir al gimnasio, si introduces una parte aeróbica, es una buena sugerencia. Recordemos que el consejo de estos médicos es que la intensidad sea, como mínimo, moderada. Si no lo es, no servirá.

¿Cómo funciona el proceso de memorización?

Aprovechando el análisis de estos ensayos, es bueno aclarar que el proceso de memorización no es tan simple como se supone. Primero se debe codificar la información para incorporarla. Los recuerdos se recopilan y se guardan en la memoria y, en el futuro, serán recuperados consciente o inconscientemente. Esa última fase es la que se conoce como «fase de estimulación» o fase final.

El inconveniente es que la cantidad y variedad de estímulos a los que estamos sometidos se ha multiplicado en un par de décadas. Son tantas las cosas a las que le prestamos atención durante el día, o a las que intentamos prestarles atención, que no son raros trastornos como el estrés y la ansiedad. Esta exposición constante a la multitarea y el multi-recuerdo amenaza nuestra memoria.

Entrena para evitar el estrés

Aquí es donde todo tiene sentido. Los beneficios del deporte para la memoria son indirectos, al ser un controlador natural del estrés. Quienes entrenan a diario suelen padecer menos estrés y ansiedad. Su mente está más relajada e interpreta los estímulos externos sin que le hagan tanta mella. Es un paliativo muy adecuado para los efectos del envejecimiento en el cerebro.

Asimismo, se sabe que los ejercicios que obligan a desarrollar una gran capacidad cardiorrespiratoria son positivos para compensar todo aquel impacto que el paso de los años tiene en las conexiones neurológicas. Actividades físicas como las ya mencionadas pueden resguardar las neuronas al mismo tiempo que el cuerpo se beneficia al ganar elasticidad y fortalecer los músculos.

El Tai Chi, una disciplina con sus propias ventajas

Los doctores que se especializan en este ámbito de la salud consideran que el Tai Chi es una de las disciplinas más completas para todos aquellos que temen por su memoria a largo plazo. Puede que no represente una exigencia tan elevada como otros ejercicios, pero esta actividad pone a trabajar áreas del cerebro como la atención, la memoria, la organización y la resolución.

Para los que no conozcan de qué se trata, este arte marcial incluye movimientos lentos controlados basados en la concentración. Claro que para desplazarte correctamente sobre la arena tendrás que memorizar esos patrones. Y su secreto es precisamente ese.

Las primeras semanas en el Tai Chi pueden ser algo frustrantes, porque a menudo vas a olvidar cómo se forman los patrones. Afortunadamente, al cabo de un par de meses dominarás algunas de las técnicas esenciales y disfrutarás el entrenamiento. Luego debes seguir el ritmo para que tu cuerpo y tu mente entrenen en simultáneo.

Si el Tai Chi no es lo tuyo, bastará con que salgas a caminar al menos cuatro o cinco veces por semana a un ritmo más bien alto. Puede que no llegues a trotar porque tu estado te lo impide, pero camina energéticamente para que valga la pena el sacrificio.

Caminando una media hora por jornada para totalizar un promedio de tres horas semanales, tu memoria estará a salvo.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias