Lesiones verano

Estas son las lesiones más frecuentes del verano

Estas son las lesiones más frecuentes del verano
Estas son las lesiones más frecuentes del verano

Cuanto más movimiento, más cantidad de problemas y lesiones podemos tener. Y sabemos que durante el verano no solemos parar, de la playa a la piscina y más. Desde Agencia EFE y la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF) explican cuáles son las lesiones más frecuentes del verano.

Los expertos comentan que en esta época es cuando aumentan las lesiones, sobre todo en gente joven.

Las lesiones más frecuentes del verano

Rotura de dedos de los pies

La rotura del quinto dedo del pie es una de las lesiones clásicas del verano. Y esto pasa porque vamos descalzos por casa y con esas chanclas que en realidad no protegen demasiado al pie.

Si esto sucede, entonces es ir al médico de inmediato para que el profesional valore esta lesión. Normalmente se establece llevar calzado amplio, aplicar antinflamatorios y descanso relativo.

Lesiones medulares

Las fracturas o luxaciones de las vértebras cervicales por zambullidas acuáticas merecen ser mencionadas. Se aconseja no tirarse de cabeza al agua y, en caso de hacerlo, siempre posicionar las manos por delante y la cabeza entre los brazos extendidos.

Riesgos por deportes náuticos

Si determinadas actividades náuticas se realizan ningún tipo de supervisión, puede derivar en problemas musculoesqueléticos. Esto lleva a traumatismos, esguinces o luxaciones.

Para esto miraremos primero que nuestro equipo sea el adecuado para realizar este tipo de deportes. En  especial el calzado que está adaptado a la actividad que procedemos a realizar, si frecuentamos zonas rocosas o con algas.

Los esguinces suelen ser comunes, y pueden dañar un problema ósea, como en el quinto metatarsiano, el huesecillo más externo al pie.

Decálogo

En el Hospital Nuestra Señora del Rosario de Madrid dan a conocer un decálogo para evitar lesiones por prácticas inadecuadas. Según los médicos, cuando hay más tiempo libre entonces solemos querer correr por la playa, a nadar o a realizar ejercicio y lo hacemos sin supervisiones porque es algo que creemos que no tiene importancia. Pero no es así porque tanto el terreno como las altas temperaturas hacen que las lesiones sean más importantes.

  • Beber más líquido
  • Evitar las horas de más calor del día.
  • Elegir la ropa adecuada.
  • Prestar atención al calzado.
  • Adaptar el ritmo de cada actividad.
  • Aumenta tu preparación física durante todo el año.
  • Evitar realizar movimientos bruscos.
  • Empezar a hacer ejercicio con calentamiento completo suave.
  • Al acabar la actividad física, entonces es factible realizar estiramientos.
  • Usar y llevar el equipamiento adecuado a cada deporte.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias