Ejercicios

Cuáles son los beneficios de andar rápido

Andar rápido puede convertir en todo un hábito para aplicar a nuestra vida diaria.

andar rápido
Andar rápido puede convertir en todo un hábito.

Si caminamos más rápido llegaremos antes a todos sitios, hacemos deporte y de paso adquirimos una serie de beneficios.

Andar rápido puede convertir en todo un hábito para aplicar a nuestra vida diaria. Aunque hay circunstancias donde no está del todo recomendado, en la gran mayoría de ocasiones sí.

Contra la obesidad

Andar rápido es una ayuda para combatir una de las enfermedades más extensas en la actualidad: la obesidad y el sobrepeso. Caminar en sí ya reduce la obesidad, pero si lo hacemos más rápido ayudará mucho más.

Hacemos ejercicio

Al final realizamos un tipo de ejercicio que es beneficioso para nuestra mente y cuerpo. Entre otros, caminar algo más rápido permite mejorar nuestra musculatura y ganar fuerza en diferentes partes del cuerpo. No es que te ahorres el gimnasio, pero puedes hacer más ejercicio del estimado.

Corazones más sanos

Andar rápido permite que nuestro corazón gane en salud. Pues ello trabaja el sistema coronario y la musculatura cardiaca. Esto reduce en gran manera el desarrollo de enfermedades coronarias.

Bueno para la mente

Este nuevo hábito que podemos incorporar en nuestra vida también nos agiliza la mente. Es decir, hace que nuestro cerebro genere una serie de endorfinas que nos dan bienestar. Al final se trata de reducir el estrés y de sentirnos mejor.

Mejora el control del sueño

Este relax es importante porque mejora, en gran medida, el control del sueño y ahora dormiremos mucho mejor, algo que necesitamos para descansar de forma óptima y también estar a punto para el día siguiente.

Mejoramos nuestra esperanza de vida

Si lo que queremos es llegar a mayores, pero con buena calidad de vida, andar rápido ya no será una excusa y sí algo a tener en cuenta. Si andamos rápido a paso intermedio reducimos la mortalidad el 20%, y si lo hacemos más rápido, el riesgo se rebaja hasta el 24%.

Consejos

  • Este hábito es muy fácil de incorporar en nuestra vida.
  • Una manera de empezar es ir andando de forma rápida hacia el trabajo.
  • No precisa de mucha complejidad ni de un entrenamiento antes de realizarlo.
  • Sirve de calentamiento para poder hacer ejercicio intenso posteriormente.

Lo último en Salud

Últimas noticias