Embarazo

¿Cómo es la semana 20 de embarazo?

¿Cómo es la semana 20 de embarazo?
¿Cómo es la semana 20 de embarazo?

Durante la semana 20 de embarazo estamos casi a la mitad de esta fantástica etapa y se aprecian ya interesantes e importantes cambios. Hay ejes clave en estos días porque el embarazo sigue su curso y hay que determinar con los controles en el médico para comprobar que todo funciona estupendamente.

A destacar que se suele programar la segunda ecografía y se realiza, momento clave para verificar todas sus constantes.

¿Cómo está el bebé en esta semana?

Durante la semana 20 de embarazo el bebé sigue creciendo y ya puede ver y oír algo bastante importante. Su peso puede llegar a los 250 gr, pero esto depende de cada bebé y cada madre porque no todos son iguales. Ahora bien, hay determinados parámetros que se fijan y que si están por debajo de ellos, entonces hay que seguir determinados protocolos de actuación pero esto no quiere decir que la cosa vaya mal.

Los cambios físicos y psicológicos de la madre

Los cambios en la semana 20 de embarazo son evidentes. Es decir, la barriga ya se nota, a algunas más que otras y con el aumento considerable de pecho y también de peso.

Entre las principales molestias que sufre la mujer en estos tiempos, es importante destacar el peso y que el ritmo cardiaco irá cada vez más rápido. Los mareos y las náuseas pueden intensificarse pero no en todas las mujeres porque no hay un embarazo igual.

Podemos notar ya el ritmo cardiaco del bebé además de algunas patadas pero no muchas. La madre debe intentar relajarse y seguir con su buena dieta alimentaria y con ejercicio físico.

En esta semana es normal programar la ecografía del segundo trimestre. Es un momento decisivo y muy intenso, con alegría por parte de los padres en ver que todo va bien. En esta segunda prueba pueden verse posibles anomalías pero no siempre se ven todas. Si el médico sospecha sobre algo entonces se realizarán mayores pruebas pero solo si se sospecha que algo no funciona correctamente.

Esta ecografía es importante porque en la mayor parte de veces puede ya identificarse el sexo del bebé algo esperado durante meses. Pero no se descarta que el bebé se esconda y entonces sea más complicado de ver.

La madre debe cuidarse y especialmente dormir las horas necesarias. Lo que está claro es que hay que hacer vida normal, trabajar, salir, hacer ejercicio dentro de unos cuidados controlados.  Los exámenes y controles también deben hacerse para saber si la madre se está alimentando bien o le falta alguna vitamina o mineral que se deba suplementar.

En el caso de que se trate de un embarazo de riesgo, porque la madre es más mayor o el médico así lo determine, entonces hay cuidados algo más especiales y debemos seguir al especialista.

 

Lo último en Salud

Últimas noticias