Relaciones

¿Cómo seducir con la mirada? 4 claves para seducir al mirar

Seducir con la mirada
No te hará falta tener unos ojos penetrantes para seducir con la mirada.

Hay miradas que matan y otras nos dejan totalmente rojos de amor. Seducir con la mirada es todo un arte que podemos aprender para que la persona que nos atrae caiga rendida a nuestros pies.

Debemos ofrecer seguridad y dar confianza a la vez que miramos, porque si no este ritual carece de sentido. Te damos unos sencillos trucos para seducir a alguien con la mirada.

Debemos pensar que la mirada no es solamente fijarse en la parte de los ojos, es todo un conjunto. Saberse mover, atraer, comunicar y verse decidido. Estas son algunas de las reglas básicas a la hora de ligar.

Mirar fijamente a los ojos

Dicen que es una técnica infalible. Mirar detenidamente a los ojos de otra persona se traduce en mil sensaciones porque hacemos que la persona se sienta única y especial. Es el centro de nuestra mirada y no nos fijaremos en nada más. Esto sin abusar, claro, o si no produciremos el efecto contrario.

Las miradas fijas y que muestran interés siempre en lo que hace o dice la otra persona también suelen gustar

Mirar a la frente y al pelo

Otras personas pueden pensar que si miramos de forma tan fija podemos desafiar y ser demasiado directos. Entonces otro truco es concentrar la mirada en la zona de la frente o en el pelo de la otra persona. De esta manera estamos mirando de manera global y esto puede ser muy positivo.

No parpadear demasiado

Como hemos señalado al inicio, mirar con seguridad es parte de nuestro juego de seducción. Si parpadeamos demasiado la seguridad se pierde y entonces transmitimos malestar, nerviosismo y ansiedad. En todo caso parpadearemos lentamente, que es otro consejo para seducir de esta manera.

Sonreír de vez en cuando

Una buena mirada es un conjunto de cosas. Y si se acompaña de una sonrisa, mucho mejor. Entonces la seducción es plena porque estamos mostrando nuestra mejor imagen y la otra persona notará, de inmediato, que estamos interesados en ella.

Hay otros factores que podemos utilizar para seducir con nuestra mirada. Levantar la ceja, dejar el ceño fundido, poner los ojos algparejo cerrados y una cara de misterio también nos ayuda, de la misma manera que el tamaño de las pupilas, que dirán mucho; pues si se dilatan, es que la llama de la atracción funciona.

Lo último en Salud