Hábitos saludables

Claves de la nutrición infantil

La nutrición infantil es un concepto claro que abarca muchos factores que necesitan ser revisados. La Unicef explica que una buena nutrición es la base de la supervivencia.

Desde pequeños los niños deben tener una dieta mediterránea.
Claves de la nutrición infantil

52 millones de niños menores de 5 años presentan emaciación, 17 millones padecen emaciación grave, y 155 millones sufren retraso del crecimiento, mientras que 41 millones tienen sobrepeso o son obesos. Son datos que refleja la OMS que determina también que alrededor del 45% de las muertes de menores de 5 años tienen que ver con la desnutrición.

Por tanto, la nutrición infantil es un concepto claro que abarca muchos factores que necesitan ser revisados. La Unicef explica que una buena nutrición es la base de la supervivencia, la salud y el desarrollo infantil. Pues los niños bien alimentados están mejor preparados para crecer y aprender, para participar en las comunidades y colaborar con ellas, además de poder resistir posibles enfermedades, desastres y otras crisis globales.

Seguir una dieta mediterránea

Desde pequeños los niños deben tener una dieta mediterránea, basada en cereales, verduras, frutas, legumbres, pescado y aceite de oliva, pues tiene efectos beneficiosos para la salud. Son alimentos con vitaminas y minerales que son clave para la nutrición infantil.

Reducir alimentos ricos en sal, azúcares y procesados

La obesidad infantil es una lacra que debemos prevenir. Para ello es importante restringir y limitar el consumo de alimentos ricos en calorías, en sal y azúcares, y evidentemente reducir los procesados, tales como los embutidos y la bollería industrial.

Visitas al pediatra

Desde que nacen, los niños deben ir al pediatra para controlar su crecimiento, peso y altura. Y además aconsejar lo que deben comer en cada momento de su etapa infantil.

Metas globales para mejorar la nutrición infantil

Los Países Miembros de la Organización Mundial de la Salud han marcado ya metas globales para mejorar la nutrición materna, del lactante y del niño pequeño para lograr en 2025.  Entre éstas, destaca frenar el retraso en talla, como reducir 40% el retraso en el crecimiento (talla baja para la edad) en los niños menores de cinco años. Reducir 30% el bajo peso al nacer,  aumentar la lactancia materna exclusiva en los primeros seis meses hasta al menos 50% y  reducir y mantener por debajo de 5% la emaciación en niños.

Pero entre estos objetivos también se perfila la malnutrición infantil, por un lado, y erradicar la obesidad infantil, por otro, que ha aumentado en gran medida durante los últimos años.

Lo último en Salud

Últimas noticias