Hemorragia

5 tips para tratar la hemorragia nasal en niños

La hemorragia nasal en niños es muy común y fácil de tratar. Cuando sucede, los padres deben saber la forma de actuar. Aquí te damos algunos consejos.

Hemorragia nasal en niños
¿Cómo tratar la hemorragia nasal en niños?

La hemorragia nasal es niños es un problema mucho más común de lo que los padres se imaginan. Generalmente este tipo de hemorragia aparece cuando el niño hurga su nariz con mucha brusquedad, por caídas y resequedad del área; incluso puede suceder al sonarse la nariz. Los niños que se encuentran entre los 3 y 10 años de edad son los más proclives a sufrir de hemorragias nasales. Es importante que los padres mantengan la calma en todo momento y aprendan a controlar esta clase de episodios. También es recomendable que sepan detectar cuándo se pueda tratar de un problema de mayor envergadura y asistir al médico.

Hemorragia nasal en niños: consejos para tratarla

Mantener la calma

El primer paso es muy importante y, aunque parezca una obviedad, muchos padres se ponen realmente nerviosos cuando ven que sus hijos tienen algún tipo de herida. Es fundamental que los padres estén tranquilos para que el niño tampoco se preocupe demasiado.

Utilizar pañuelos o toallitas húmedas

Hay que limpiar la sangre que ha salido de la nariz, así como de las áreas circundantes, con un pañuelo de papel o unas toallitas húmedas. El objetivo, además de limpiar, es el de cortar el flujo de sangre en una primera instancia.Hemorragia nasal en niños

Inclinar la cabeza del niño hacia adelante

Un error muy común es el de inclinar la cabeza de la persona que tiene la hemorragia nasal hacia atrás. Lo que se debe hacer es todo lo contrario, sentar al niño e inclinar su cabeza hacia adelante. Si se inclina hacia atrás la sangre puede fluir hacia la garganta y hacer que el niño se ahogue.

Mantener la presión

Lo siguiente será colocar otro pañuelo de papel limpio sobre la nariz, ejerciendo un poco de presión sin lastimar al niño. Se debe mantener la presión en el área durante diez minutos como mínimo, incluso si la hemorragia se detiene mucho antes de este tiempo.

Precaución

Para evitar que vuelva generarse otra hemorragia, es recomendable supervisar al niño durante las siguientes horas. Se debe evitar que el mismo hurgue su nariz y juegue de manera brusca. Lo mejor es que se siente a descansar mientras ve una película.

Cuándo visitar al médico

Si bien las hemorragias nasales son muy frecuentes en los niños pequeños, en algunas ocasiones es necesario visitar al médico. Se debe visitar al médico si el niño tiene hemorragias nasales con mucha frecuencia. Igualmente, si se introdujo algún tipo de objeto por la nariz, si ha comenzado a tomar un medicamento nuevo o si presenta algún otro síntoma físico como moratones, decaimiento, entre otros.

Con la atención adecuada, la situación debería controlarse rápidamente sin ningún tipo de problema. Los padres deben estar atentos si ocurre de forma regular y también pueden aplicar algunas técnicas para evitar que ocurran este tipo de hemorragias. Algunos consejos son: cortar las uñas de los niños, mantener el interior de la nariz húmeda utilizando solución salina, colocar un humidificador de aire frío en las estancias, entre otros.

Lo último en Salud

Últimas noticias