Cuerpo humano

5 buenos hábitos que evitan el estreñimiento crónico

El estreñimiento crónico es un problema mucho más extendido de lo que parece. ¿Cómo se puede prevenir y tratar? Aquí te contamos algunos buenos hábitos a poner en marcha. Toma nota.

El estreñimiento crónico
¿Cómo evitar el estreñimiento crónico?

Aunque ocasionalmente todos podemos tener estreñimiento puntual, las dificultades para expulsar las heces durante varias semanas aquejan a más personas de lo que creemos. Cuando evacuamos menos de tres veces por semana conviene aplicar estos cinco buenos hábitos que evitan el estreñimiento crónico. Este es un padecimiento muy molesto y a veces hasta doloroso que afecta nuestra calidad de vida. Algunas veces solemos pensar que es normal no defecar a diario y no notamos que la situación se ha vuelto crónica. Afrontar este problema con brevedad es indispensable para evitar que derive en males mayores.

Los síntomas más comunes del estreñimiento crónico son menos de tres deposiciones por semana. Son heces grumosas, duras, cuya expulsión necesita un gran esfuerzo. Pueden acompañarse de la necesidad de seguir defecando y no lograrlo y de hinchazón del abdomen. En algunos casos incluso hay sensación de obstrucción en el área ano-rectal.Hábitos contra el estreñimiento crónico

Lo que indican las heces

Como vemos, la consistencia de las heces es otro indicativo de estreñimiento crónico.  Si son trozos duros, separados o unidos en forma de salchichas, evidencian que hay estreñimiento. Es necesario acudir al especialista para iniciar el tratamiento.

Las que tienen forma de salchicha agrietada en la superficie o lisa y suave son heces normales. Si son trozos pastosos con bordes definidos, blandos o esponjosos con bordes irregulares o totalmente líquidos, estamos en la fase previa a una diarrea. Si no fuese una situación temporal, conviene acudir al médico.

5 buenos hábitos que evitan el estreñimiento crónico

  1. Ejercicios, dieta y buenos hábitos son la clave para combatir el estreñimiento crónico. Los primeros activan los movimientos intestinales y la segunda aporta fibra para lograr la regularidad. Los buenos hábitos son necesarios para mantener una habitual visita al baño.
  2. La ropa ceñida al cuerpo es perjudicial. Vestir prendas acordes a nuestra talla es un buen hábito que evita el estreñimiento crónico. En el baño conviene colocar un taburete bajo frente al inodoro para que las rodillas queden encima de la cadera. Esto mejora el tránsito hacia el ano y la posterior expulsión.
  3. Contrarrestar el estrés es otro buen hábito. La práctica de yoga y Pilates aumenta el flujo de sangre hacia el aparato digestivo, a la vez que relaja.
  4. Si comemos menos sal minimizamos el déficit de potasio y magnesio que el sodio genera y que ocasiona estreñimiento. Lo ideal es consumir más cereales integrales, frutos frescos, fruta y legumbres, que contienen alta cantidad de fibra.
  5. Para que combatas mejor el estreñimiento crónico te recomendamos consumir aceite de oliva, aguacate, ciruelas pasas o copos de avena. Las judías verdes, el kiwi, la patata hervida y refrigerada y las semillas de lino también son ideales para contrarrestarlo.

Quienes padecen estreñimiento crónico pueden pasar mucho tiempo en el baño haciendo un gran esfuerzo para evacuar.  Para ellos es una rutina que mantienen incluso durante años y suelen considerarla “normal”. Tienden a automedicarse, generalmente con laxantes, sin lograr la solución definitiva. Estos sencillos consejos les ayudarán.

Lo último en Salud

Últimas noticias