Elecciones País Vasco 2020

Claves de las elecciones vascas

Un informe de Salud Pública del País Vasco avala la celebración de los comicios autonómicos antes de verano tras la mejora "significativa" en los contagios por coronavirus.

Elecciones País Vasco 8 de julio
elecciones-vascas-interior

Los vascos están llamados a urnas el próximo día 12 de julio. La nueva convocatoria de elecciones autonómicas, inicialmente previstas para el mes de abril y aplazadas por la pandemia del coronavirus, ha sido fijada por el todavía lehendakari, Íñigo Urkullu, siguiendo las recomendaciones de los informes de los expertos y tras alcanzar un consenso con la mayoría de las formaciones políticas de la oposición. No así EH Bildu y Elkarrekin Podemos que lo consideran arriesgado.

El Consejo Asesor de Protección Civil que asesora a Urkullu, en el marco del Plan único fijado por el lehendakari para la desescalada del País Vasco, ha levantado ya la declaración de emergencia sanitaria en la región, trámite imprescindible para pasar a la fase de vigilancia en la que se celebrará la cita electoral. Urkullu ha elegido el mes de julio apoyado en un informe de Salud Pública  que apunta a una mejora «significativa» en la situación sanitaria del País Vasco y que avala las «garantías» que ofrece el mes de julio para abordar la llamada a urnas, en suspenso tras la declaración del estado de alarma por el COVID-19.

Además, un informe de Seguridad señala que si el desconfinamiento se aplica «con las debidas cautelas» en verano los vascos y todos los turistas que visiten la comunidad autónoma, podrán moverse y hacer vida diaria normal, cumpliendo con todas las medidas de precaución e higiene necesarias para mantener el virus bajo control.

El País Vasco tendrá que conformar un nuevo Parlamento y Ejecutivo autonómicos, lo antes posible. Eso sí, con el compromiso del propio lehendakari en funciones de «volver a dejar sin efecto» la convocatoria -hasta el 25 de octubre- ante un eventual rebrote de los contagios, para afrontar los retos más inmediatos en materia presupuestaria y sanitaria.

Junto con las gallegas, éstas serán las primeras elecciones que se celebren en España tras la pandemia del coronavirus y una vez que el Gobierno central ha levantado el estado de alarma decretado para combatirla. La ‘nueva normalidad’ ha exigido el diseño de mecanismos específicos de protección para todos los vascos que participarán el domingo 8 de julio en la elección de los que serán sus representantes autonómicos, durante los próximos cuatro años.

Voto por correo 

Desde que se hiciese pública la fecha de los nuevos comicios autonómicos en el País Vasco, las autoridades públicas han fomentado el voto por correo, en cooperación con el Instituto Nacional de Estadística (INE) y Correos. Por su parte, la Junta Electoral Central (JEC) ha autorizado que en las próximas elecciones al Parlamento Vasco dicho voto por correo se pueda articular, incluso, mediante la entrega del sobre con la papeleta al cartero desde casa, pero sin que el funcionario público tenga que acceder en ningún momento al interior de las viviendas.

En un acuerdo adoptado el pasado 8 de mayo, la JEC admitió la solicitud del voto por correo por Internet y la entrega en los domicilios de toda la documentación obligatoria para ejercer el derecho de sufragio activo, así como que los electores entregasen en mano su voto válido al cartero.

«No hay inconveniente en que, al amparo del artículo 73.3 de la LOREG, el personal de Correos, al hacer la entrega de la documentación electoral personalmente al elector, le pueda plantear la opción de que en ese momento, sin menoscabo del requisito del secreto del voto, el elector le entregue los sobres electorales, una vez cumplimentados por él mismo, a cambio de un justificante acreditativo del depósito de su voto, evitándole el tener que acudir posteriormente a una oficina de Correos», estableció el máximo órgano en la materia.

Además, para quienes elijan el voto presencial se han tomado medidas de limpieza y directrices de distanciamiento social tanto en los colegios electorales como en los actos de campaña.

Tal es así, que el Departamento vasco de Seguridad ha elaborado un dossier con las precauciones que deberán adoptarse durante todo el proceso electoral. Con el envío de la tarjeta censal se ha instado a los electores a acudir escalonada y ordenadamente a sus colegios electorales, previa asignación de una «franja horaria» recomendada para evitar excesos de aforo y aglomeraciones innecesarias. La preferencia es que se acuda a votar «temprano».

Además, los miembros de las mesas electorales irán protegidos con equipos adecuados -guantes, mascarillas, …– que garanticen tanto su seguridad como la de los votantes, las mesas guardarán entre sí una separación mayor de la habitual y todos los elementos comunes se desinfectarán de forma constante. Se colocarán dispensadores de geles hidroalcohólicos y habrá marcas de señalización en el suelo para ordenar el flujo de los asistentes que deberán guardar la distancia mínima de seguridad para «evitar contactos innecesarios» dentro de los colegios.

Lo último en España

Últimas noticias