Suiza sí se atreve a investigar a los testaferros del Rey Juan Carlos

Suiza sí se atreve a investigar a los testaferros del Rey Juan Carlos

La investigación que OKDIARIO inició hace un año al destapar las confesiones de Corinna sobre el entramado de testaferros de que disponía el Rey Juan Carlos, por el momento, no ha tenido recorrido judicial en España. La Fiscalía consideró en su escrito, presentado ante el Tribunal Supremo, que los hechos referidos, al ocurrir antes de la abdicación de Juan Carlos I estaban protegidos por el derecho de inviolabilidad que le confiere la Constitución y, por lo tanto, no podían ser juzgados. El Ministerio Fiscal igualmente señaló que no había “ningún dato o indicio que pueda aportar una mínima base de fiabilidad”.

En cambio, en Suiza, país garantista donde los haya y donde nadie se atrevería a cuestionar los rodamientos de su Estado de Derecho, el fiscal lleva cerca de 10 meses investigando de oficio –bajo las lógicas medidas de máxima confidencialidad– un caso de blanqueo de dinero en torno al bróker Arturo Fasana y al letrado Dante Canonica; ambos están bajo la lupa por haber sido testaferros de Don Juan Carlos.

El procurador general de Ginebra, Yves Bertossa, ya ha llamado a declarar a los dos testaferros, así como a Corinna Sayn-Wittgenstein –quien se ha personado de forma voluntaria, lo cual no la exime de responsabilidades judiciales– y a otras personas de la confianza del emérito. Los hechos que este fiscal con fama de incorruptible pretende aclarar giran en torno a una compleja trama jurídica, urdida desde España, diseñada para ocultar el patrimonio y el dinero que Don Juan Carlos podría haber adquirido durante décadas en labores de intermediario para grandes empresas españolas.

Fasana y Canonica son viejos conocidos de la justicia española. Los dos se han visto salpicados por la trama Gürtel. De hecho, Fasana continúa imputado por esta causa en el sumario de la Audiencia Nacional. La novedad que hoy aportamos a nuestros lectores es que Álvaro de Orléans-Borbón, primo de Don Juan Carlos, también prestó declaración el pasado 10 de octubre ante el procurador ginebrino. Orléans trató de convencer al fiscal de que todo el patrimonio y cuentas bancarias que figuran a su nombre son de su exclusiva propiedad. Algo que contradice lo revelado por Corinna al ex comisario Villarejo, y que éste se encargó de inmortalizar en un audio.

Lo último en Opinión