Operación de divisa a lo George Soros

Operación de divisa a lo George Soros

George Soros siempre será recordado como el especulador que rompió el Banco de Inglaterra. Corría el año 1992 y el Reino Unido tenía como objetivo que la libra esterlina estuviera por encima de 2,7 marcos alemanes. El problema es que la inflación del Reino Unido era mucho mayor que la de Alemania, por lo que mantenerlo a esos niveles fue algo completamente artificial. Especuladores, entre ellos Soros, se dieron cuenta de que el Reino Unido no podría mantener su moneda a ese precio a medio plazo. Vendieron en corto miles de millones de libras esterlinas y, a pesar de que el Banco de Inglaterra intentó defender el precio, las fuerzas del mercado fueron más poderosas y los ingleses sucumbieron a una divisa más débil, haciéndole ganar a Soros 1.000 millones en un día. A día de hoy tenemos la oportunidad de hacer una potencial jugada como la de Soros con la corona sueca.

En mi artículo ‘Rey Dólar’ argumenté que los suecos harían lo mismo que el Banco Central Europeo, por lo que no esperaba una apreciación de la corona sueca a corto plazo. Sin embargo, estudiando mejor la situación, me he dado cuenta de que a corto plazo puede que no haya apreciación, pero a largo plazo puede haber una apreciación masiva. En su última reunión, el Riksbank (Banco Central Sueco) mantuvo los tipos a un récord -0,5%, más bajo que el BCE. El caso es que la inflación sueca acaba de traspasar al alza la preciada barrera del 2%.

Además, la vivienda en Estocolmo se ha duplicado desde 2010 y la deuda personal está en récords históricos. Todo esto son señales de que la política monetaria no es la correcta. Y resulta que la única razón por la que se están manteniendo estos tipos, palabras de Stefan Ingves, gobernador del Riksbank, es que si subieran tipos, su moneda se apreciaría de forma extrema. El objetivo del Riksbank es que su moneda se mueva de forma parecida al euro.

Seguir con esta política monetaria sólo va a traer más inflación y más desequilibrios económicos. Lo mejor que le puede pasar al Riksbank es que unos especuladores como Soros fuercen una subida de la corona sueca, lo cual calmará la inflación y los desequilibrios. No obstante, si esto no ocurre la situación ira a más hasta que tengan que darse por vencidos y entrar en una espiral de subida de tipos y, entonces, la corona sueca sí que va a apreciarse de forma extrema contra el euro. ¿Cuál es la jugada?  Comprar coronas suecas contra euros. En un escenario muy malo, la corona sueca sigue comportándose como el euro. En el escenario alternativo, la corona sueca se revaloriza mucho o muchísimo contra el euro. La corona sueca se opera contra el euro, vendiendo en corto el par de divisa EUR/SEK.

Últimas noticias