El Gobierno de Baleares y el Ayuntamiento de Palma, a toda Prisa

Baleares prisa
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

Suma y sigue: después de que el presidente de Prisa, Joseph Ourghoulian, dueño del fondo Amber, obtuviera el visto bueno de Moncloa para elevar al 9,9% su participación en la estratégica Indra, fue RTVE quien decidió poco después premiar al Grupo Prisa retransmitiendo en directo y en La Primera los premios de la Cadena Dial, sólo un día después de que se negara a emitir la gala de presentación de la nueva programación de la propia RTVE. O sea, la cadena pública sirve a los intereses de un grupo privado al que, además, le pagó por emitir esos premios un total de 123.190,24 euros. Con el dinero de todos los españoles se está favoreciendo de forma obscena a un grupo privado de comunicación, todo un premio por los servicios prestados. Cabe recordar, además, que el Gobierno socialista de Baleares y el Ayuntamiento de Palma ya pagaron casi un millón y medio de euros en dos años por la fiesta de Los 40 principales. Ahora, el alcalde de Palma, el socialista José Hila, pagará 36.000 euros a dedo a la Cadena Ser por un programa radiofónico de autobombo, en concreto, de Hoy por Hoy, que se emitirá desde la capital balear el próximo 21 de octubre. 

Lo insólito es la justificación del Ayuntamiento de Palma: el pago se hace «por la promoción cultural y artística» de la capital balear. Más bien se trata de que el alcalde necesita promocionar su imagen, seriamente dañada. En cualquier caso, lo de la izquierda gobernante de Baleares con el Grupo Prisa es un escándalo. Están regando con dinero público una empresa privada que, por supuesto, se encarga convenientemente de cuidar la imagen del Gobierno de Baleares y del alcalde socialista de Palma por la cuenta (de resultados) que le tiene. Todo sale del bolsillo de los contribuyentes. Ya van más de millón y medio de euros. Podrían acuñar un lema: «La izquierda de Baleares, a toda Prisa»

Lo último en Opinión

Últimas noticias