La elegancia en seis pasos

La elegancia en seis pasos
pacocePLAY

Vestir elegante no es algo reservado sólo para bolsillos privilegiados y gente adinerada. Un gentleman cuida su armario y siempre tiene prendas básicas, fondo de armario y complementos que pueda sacarle de mil y un apuro y servirle para múltiples ocasiones. Con esta premisa, cada uno desarrolla su elegancia. Por eso, siempre digo que las rebajas son el momento ideal para llenar nuestro armario de prendas básicas y funcionales optimizando nuestro presupuesto y ahorrando mucho dinero.

Los trajes parece que sólo se pueden usar en ocasiones muy formales, y no siempre es así. Hay trajes para cada ocasión. Incluso para vestir, más o menos, informal. Por ejemplo, en verano, y con los rigores del calor y las altas temperaturas, un traje beige en las horas centrales del día es un acierto y un color para sacar muy buen partido. Nos da infinitas posibilidades de combinación con camisas y corbatas. Sin embargo, una raya diplomática o un Príncipe de Gales, es el paradigma del buen gusto y el buen vestir. Por otra parte, el traje de tres piezas con chaleco, que cada año viene con más fuerza, estiliza la figura del hombre con buena estatura.

Conseguir que el traje y la camisa combinen entre sí es la meta de todo hombre que quiera ser elegante. Si antes hablábamos de prendas básicas y fondo de armario, la camisa blanca y celeste nunca debe faltar. Son como un comodín con cualquier color de traje y corbata y nos quitará dolores de cabeza pensando en posibles combinaciones.

Si la opción es no ir con traje, la chaqueta es la solución. Aquí entra en juego tu imaginación, atrevimiento y personalidad. El hecho de poder prescindir de la corbata multiplica nuestras posibilidades. Ahora es tendencia uno o dos ojales en contraste, lo que aporta colorido y aparca la monotonía. En verano, suelen llevar medio forro dando más informalidad al conjunto.

Al llevar chaqueta y pantalón de distinto color y tejido, se multiplican las opciones. Uno de color negro, otro marino y marengo no deben faltar nunca, unido a la gama de tierras, beiges, tostados y ocres. Lo mejor es elegir de algodón con elastano. Notaras la diferencia y no querrás otra composición.

Dar un toque elegante con corbata o pajarita es cuestión de gusto personal. La corbata atrae menos miradas que la pajarita, que expresa mucho más la personalidad de quien la luce. El uso de la pajarita exige que seas atrevido y te hayas liberado de muchos complejos. No todos los hombres se atreven a usarla.

Lo último en Opinión

Últimas noticias

. . . . . . . . .