Gatos

Problemas de alopecia en gatos

Alopecia en gatos
Prevención y tratamiento alopecia en gatos

Entre los diferentes problemas con el pelaje de nuestras mascotas, está la alopecia en gatos. ¿Cómo hay que prevenir y tratar esta patología?

La alopecia en gatos, al igual que en los perros o en los seres humanos, consiste en la pérdida evidente de pelo. Más que una enfermedad en sí misma, es un síntoma que puede servir de alerta ante la presencia de alguna afección subyacente. La causa estás en situaciones que pueden obedecer a patologías fácilmente detectables y curables, hasta otras mucho más complicadas, que incluso ponen en riesgo la vida de la mascota. También puede ser congénita. Es decir, el minino heredó esta condición de sus padres y nació con predisposición a padecerla

Cuando la disminución en el pelaje de los felinos domésticos se hace visible para sus dueños, es hora de actuar. De la misma forma, si la piel en las zonas expuestas se vuelve rojiza e inflamada, una visita al consultorio del veterinario de confianza se hace imprescindibles. Es vital descubrir las causas de la alopecia, tanto para aplicar el tratamiento adecuado, como para atajar a tiempo cualquier complicación.

Causas más comunes

Las alergias alimenticias, por contacto o respiratorias, son de los detonantes más comunes que desencadenan alopecia en gatos. También lo son los problemas endocrinólogos o hipotiroidismo.

Pulgas, garrapatas y ácaros son otros ‘sospechosos habituales’. Los mininos son muy sensibles a la acción de estos parásitos, por lo que se rascarán y acicalarán de forma desesperada para tratar de remover aquello que les molesta. Aunque lo único que conseguirán será lastimarse a sí mismos de forma peligrosa.

El estrés y el aburrimiento también aparecen como causas probables. Estas mascotas tienen muchas dificultades para manejar los cambios en sus rutinas, lo que les genera muchísima ansiedad. Al mismo tiempo que son propensas a ponerse nerviosos si no encuentran nada que hacer, lo que les lleva a intentar consumir su energía extremando sus hábitos de limpieza.Aalopecia en gatos

Complicaciones mayores

La tiña es producida por un hongo bastante persistente que además provoca costras y prurito intenso sobre la piel de los afectados; es una patología altamente contagiosa, tanto para otros animales como para el ser humano. Por último, los episodios más delicados   pueden ser una señal de algún cáncer en el organismo del animal.

Alopecia en gatos: diagnóstico y tratamientos

La automedicación y los remedios caseros difícilmente sean medidas eficaces si antes no se da con el origen del problema. Algunos casos pueden resultar tan complejos que se requiere la colaboración de un veterinario especialista en afecciones dermatológicas. Del mismo modo que para ayudar a ejemplares ansiosos, la participación de un etólogo que ayude a identificar lo que le molesta a la mascota es una excelente opción.

Temas

Lo último en Mascotas