Perros

La increíble razón por la que los perros arrastran el ano por el suelo

Perros arrastran ano suelo
Perro

Si alguna vez observamos a nuestro perro arrastrando el ano por el suelo, hay varias cosas que debemos saber para actuar adecuadamente. Lo primero a tener en cuenta es que las glándulas anales de los canes contienen una sustancia cuyo olor es muy intenso. El olfato de los perros está mucho más desarrollado que el de los humanos, así que la moléculas que expulsan les sirven para transmitir información al resto de canes. Estas son las razones por las que los perros arrastran el ano por el suelo.

Según explican los veterinarios, en la gran mayoría de casos los motivos son dos: la presencia de parásitos intestinales o algún tipo de problema con el vaciado de las glándulas anales. Por lo tanto, si observamos este comportamiento en nuestra mascota, es importante que le llevemos cuanto antes al veterinario para que le haga un chequeo y establezca el tratamiento más oportuno.

Glándulas anales de los perros

Las glándulas anales son dos sacos ubicados a ambos lados del esfínter y que se comunican en el interior con el ano. Cuando un perro huele a otro su ano, lo que en realidad quiere es captar el olor de las feromonas que emiten las glándulas anales.

A través del vaciado de las glándulas anales, los perros pueden transmitir un determinado mensaje. Si dos canes se encuentran y uno de ellos no vacía sus glándulas anales, el significado está claro: es el líder y no se va a someter. Por el contrario, si uno de ellos sí vacía sus glándulas anales, está dando a entender que es sumiso y se somete a la voluntad del otro.

Ahora bien, cuando los canes no vacían sus glándulas anales con regularidad, los orificios terminan taponándose y con el paso del tiempo pueden formarse abscesos. Por ejemplo los canes de la raza terrier son muy territoriales y dominantes, así que suelen tener problemas con el vaciado de las glándulas anales.

Si las glándulas anales se infectan o inflaman, es normal que los perros arrastren el ano por el suelo. De ser así, hay que llevar al animal al veterinario. Si este es el problema, descargará las glándulas anales y limpiará la zona para que no sufra ningún tipo de molestia o comezón.

Tal y como hemos señalado, el hecho de que los canes arrastren el ano por el suelo también puede deberse a la presencia de parásitos intestinales. En este caso, la prevención es clave: a los canes hay que darles una pastilla de desparasitación interna cada tres meses.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias