Mascotas

6 razones por las que se puede denunciar a un veterinario

Aunque no es la situación normal, a veces se dan las causas suficientes para denunciar a un veterinario. ¿Cómo se debe proceder en este tema?

Denunciar a un veterinario
Causas para denunciar a un veterinario

En ocasiones, dentro de un centro clínico veterinario puede llegar a existir una mala praxis; una negligencia o un incumplimiento de normas que pueden justificar el por qué denunciar a un veterinario. Se trata de una situación incómoda, pero a veces ocurre y es preciso afrontarla. ¿Se puede denunciar a un veterinario? ¿Cuáles serían los principales motivos para hacerlo? A continuación, resumimos en 6 razones esta cuestión.

Denuncias más comunes

Es una denuncia ciertamente difícil de argumentar, ya que no estamos ante una ciencia exacta; la obligación veterinaria es de medios y no de resultado, es decir, el veterinario sólo está obligado a atender el caso con toda la diligencia que cabe esperar de un profesional, sin estar condicionado a un resultado favorable.Denunciar a un veterinario

  1. La causa más natural de denuncia es por el fallecimiento del animal, bien sea por una mala ejecución operatoria o por un diagnóstico y tratamiento erróneos.
  1. Otra de las causas más comunes son las lesiones irreversibles, también pudiendo ser fruto de una operación sin éxito o de un tratamiento inespecífico y mal señalado.
  1. El tercer bloque está compuesto por aquellas denuncias por la mala praxis, es decir, aquellas relativas a la actitud y desenvolvimiento del veterinario en el cuidado del animal. En resumen, aquellas actividades sinónimo de una falta de responsabilidad y de profesionalidad.

Otras denuncias

  1. En otras ocasiones, se denuncia por la falta de información acerca de los riesgos o efectos que pueden aparecer tras un sometimiento quirúrgico. Normalmente se debe hacer un repaso al historial clínico y a las posibles complicaciones además de firmar un consentimiento firmado.
  1. Una eventual denuncia, aunque menos frecuente, es la relativa a la incapacitación del veterinario para ejercer la medicina veterinaria. Esto es que el veterinario no se halle facultado para ejercer esta actividad, bien sea por falta de título acreditativo o por una inhabilitación especial.
  1. Por último, aquellas denuncias relativas a las malas instalaciones o condiciones higiénicas de la clínica, por no cumplir los requisitos técnicos o de salubridad.

Se aconseja realizar la denuncia ante el Comité de Ética del Colegio de Veterinario que corresponda a la ciudad o región en cuestión. Esta denuncia deberá ir acompañada de los datos relativos al centro clínico y sobre el profesional denunciado. Por otro lado, se habrá de detallar lo sucedido, así como acompañar la denuncia con la máxima cantidad de información, argumentos y pruebas suficientes para poder demostrar lo que se alega.

Lo más recomendable en estos casos es asesorarse previamente de manera profesionalizada. Se trata de poder cumplimentar correctamente todos los pasos a seguir para hacer una denuncia y que el proceso acabe satisfactoriamente.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias