ASAMBLEA DE MADRID

Podemos defiende que si las mujeres no abortaran España se vería «lastrada económicamente»

Ver vídeo

La diputada de Podemos en la Asamblea de Madrid y portavoz en la Comisión de Mujer, Beatriz Gimeno, ha defendido este martes que si en España las mujeres no pudieran abortar el país se vería «lastrado económicamente».

Gimeno ha opinado este miércoles durante la celebración de la Comisión de Mujer donde ha participado el médico y activista antiabortista Jesús Poveda que los países donde no se permite abortar tienen un «muy bajo nivel de desarrollo democrático».

«Sin el pleno desarrollo de los derechos de la ciudadanía», donde Gimeno ha enmarcado el aborto, «los países se ven lastrados económicamente». Así, de acuerdo con su argumentario, si en España no estuviera permitido abortar la economía del país iría peor.

Para la podemita, que defiende practicar la «penetración anal» para lograr la plena igualdad entre hombres y mujeres, en un país donde se aborta se mejoran «todos los índices de desarrollo».

Gimeno, que ha tomado la palabra después de que Poveda, presidente de la Comisión Madrileña para la defensa de la Vida Grupo Pro Vida interviniera  como invitado del Grupo Parlamentario Vox en la Comisión de Mujer de este miércoles, ha arremetido con dureza contra el doctor, al que ha acusado de tratar a las mujeres como «débiles mentales» por tratar de proporcionarles alternativas a terminar con su embarazo cuando van a clínicas abortivas.

«Nadie nos tiene que informar de lo que es el aborto porque lo sabemos.
Cuando una mujer quiere informarse tiene medios a su alcance», ha manifestado Gimeno quien ha acusado al invitado de «exagerar, mentir y aportar datos falsos» en su intervención.

Gimeno ha llegado a proclamar que «sin el derecho al aborto» los cuerpos «no pertenecen a las mujeres» sino «al Estado». «Para que nos permanezcan plenamente a nosotras hemos luchado mucho y aquí seguimos», ha agregado, antes de volver a insistir en que el «derecho al aborto» es «un derecho fundamental para la democracia».

«Las discusiones con las personas antiderechos no son sobre el aborto, estamos discutiendo de otra cosa. Sobre el status de las mujeres en las distintas sociedades, eso es lo que en el fondo se discute», ha apostillado.

Gimeno ha opinado que «si de verdad les preocupara el aborto y les creara un conflicto moral irresoluble buscarían lo que fuera con tal de que se abortara menos» pero, ha indicado, luego «se oponen al uso de anticonceptivos». Sin embargo, Poveda no se ha pronunciado en ningún momento de su intervención en contra del uso de anticonceptivos por parte de las mujeres.

La celebración de esta sesión de la Comisión de Mujer en la Asamblea de Madrid se produce pocos días después de que el Congreso de los Diputados haya dado luz verde a la ley orgánica que reforma el Código Penal para castigar con penas de cárcel «el acoso» -rezar e informar sobre las alternativas al aborto y las ayudas disponibles para sacar a los bebes adelante- a mujeres que acuden a clínicas abortivas.

Con este texto, impulsado por el PSOE, todos aquellos «actos molestos, ofensivos, intimidatorios o coactivos» que «menoscaben la libertad de las mujeres», serán castigados con la pena de prisión de 3 meses a 1 año o bien con trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 80 días, y establece que el tribunal podrá imponer, además, la prohibición de acudir a determinados lugares durante un periodo de 6 meses a 3 años.

Lo último en España

Últimas noticias