ASAMBLEA DE MADRID

El director de la obra que Mónica García exige a Ayuso: «Santa Teresa escupiría en la cara a Vox»

Ver vídeo
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

El dramaturgo Paco Becerra compareció esta semana en la Comisión de Cultura celebrada en la Asamblea de Madrid a propósito de su obra Muero porque no muero (La vida doble de Teresa). En el marco de su intervención, el artista espetó al diputado de Vox Gonzalo Babé Romero que Santa Teresa «escupiría en la cara a todos los de Vox, uno por uno y se iba con las okupas».

Una afirmación por la que se ganó una reprimenda de la presidenta de la comisión, la diputada del PP María Isabel Redondo Alcaide. Sin embargo, el dramaturgo, lejos de retractarse, aseguró que el diputado no había leído ni la obra de Santa Teresa ni la suya y repitió: «Si Santa Teresa viviera hoy haría lo que creo que haría y no lo voy a repetir porque me han regañado».

Becerra compareció en la Comisión de Cultura a propuesta del grupo parlamentario Más Madrid para «informar sobre la situación de la libertad artística en la Comunidad de Madrid», aunque realmente lo que hizo fue contar cómo, a su juicio, su obra había sido «vetada» de la programación de los Teatros del Canal.

De acuerdo con la versión del dramaturgo, la directora de los Teatros del Canal, Blanca Li, se comprometió de palabra a incluir su obra en la programación de la temporada 22/23 en los teatros, sin embargo, pocos días antes de la presentación oficial de la programación, avisó al autor de Muero porque no muero (La vida doble de Teresa) de que, por una cuestión presupuestaria, finalmente no podría incluirse la obra.

Becerra opina que esto no se debió a una cuestión de dinero y cree que su obra fue vetada por «motivos políticos» por su argumento. En concreto, la obra relata cómo esta santa -canonizada por el Papa Gregorio XV en 1622 junto con San Isidro Labrador, San Ignacio de Loyola, San Francisco Javier y San Felipe Neri- resucita en el siglo XXI en mitad de una carretera.

Ahí la recoge un camionero que la amenaza con una navaja en el cuello y la viola. Después de eso, Santa Teresa pasa la noche con unos indigentes con los que se pincha heroína en la Plaza Mayor de Madrid, para, más tarde, prostituirse y ser encarcelada por hacer una pintada en el Congreso de los Diputados. Tras varias peripecias, la obra culmina con Santa Teresa descubriendo que no ha vuelto a este mundo para ser «ni monja, ni puta; ni vándala, ni mendiga; ni yonqui ni presa, sino actriz y DJ».

Según la versión de la Consejería de Cultura de la Comunidad de Madrid, comandada por Marta Rivera de la Cruz, Muero porque no muero (La vida doble de Teresa) nunca formó parte de la programación de la temporada 22/23 de los mencionados teatros -que cuenta con 90 espectáculos de danza, música, circo, literatura y performance-, sino que sólo se incluyó en una propuesta inicial de obras, entre las cuales, finalmente, no fue seleccionada por cuestiones meramente presupuestarias.

Madrid, Cultura y Turismo es la empresa pública dependiente de la Consejería que se encarga de aprobar la programación definitiva y, en este caso, dejó fuera la obra de Becerra entre otras de las que propuso la directora artística de los Teatros del Canal, Blanca Li.

Lo último en España

Últimas noticias