Fundaciones separatistas transfirieron al partido de Artur Mas 7,8 millones de las mordidas del 3%

Puigdemont
Los ex presidentes de la Generalitat Carles Puigdemont y Artur Mas.
  • Teresa Gómez y M.A. Ruiz Coll

La Fundación CATDem y la Fundación Fórum Barcelona transfirieron a Convergència (hoy PDeCAT) entre 2007 y 2015 al menos 7,8 millones de euros que procedían del cobro de comisiones ilegales del 3%, según la investigación judicial.

El Grupo de Investigación Económica de la Guardia Civil ha remitido al juez de la Audiencia Nacional José de la Mata un informe que confirma que el partido de Artur Mas y Carles Puigdemont utilizó ambas fundaciones como «aparato de recaudación», para cobrar comisiones a empresas a cambio de la adjudicación de contratos públicos de las Administraciones gobernadas por el PDeCAT.

Estas mordidas se camuflaban en forma de «donaciones» a las dos fundaciones de la órbita convergente. Entre 2007 y 2015, la Fundación CATDem recibió 9,1 millones de euros en forma de supuestas donaciones. El 98% procedían de empresas, con un importe medio de 25.000 euros.

Por su parte, la Fundación Fórum Barcelona recaudó en el mismo período casi 3,8 millones de euros. En este caso, el 97% procedía de empresas, con una cuantía media de 21.000 euros. En total, ambas fundaciones recibieron 12,8 millones de euros por el citado concepto, mientras que el partido recaudó directamente otros 1,6 millones.

PDeCAT
Importe de las donaciones recaudas por Convergència y sus fundaciones entre 2007 y 2015.

La Guardia Civil ha descubierto ahora los mecanismos utilizados por ambas fundaciones convergentes para transferir este dinero (al menos, 7,8 millones de euros del total) al PDeCAT.

En primer lugar, Convergència cobraba a sus fundaciones asociadas por todo tipo de servicios, que en realidad no se habían prestado. Entre 2002 y 2013, el PDeCAT cobró a su fundación CATDem 4 millones de euros por prestarle supuestos servicios de asesoría y administración (1,3 millones de euros), estudios (969.544 euros), archivo (245.848 euros), informática (491.708 euros), logística (132.000 euros), estrategia (240.000 euros), transporte (33.300 euros) y personal (491.8708 euros), entre otros. A estos cuatro millones de euros hay que sumar otros 1,1 millones abonados a Convergència por la Fundación Fórum Barcelona. En total, 5,1 millones de euros.

CATDem
Las cantidades abonadas por CATDem a Convergencia, clasificadas por conceptos, entre 2002 y 2013.

La Guardia Civil recalca que se trata de pagos por conceptos ficticios, ya que CATDem tenía a varias empresas externas contratadas para recibir estos mismos servicios. Por tanto, se trata en realidad de un sistema de financiación ilegal, que servía para transferir al partido el dinero recaudado en forma de supuestas «donaciones». Dinero que en realidad procedía, en buena parte, de las mordidas del 3%.

CATDem
Pagos realizados por CATDem a Convergència, a través de notas de cargo, entre 2002 y 2013.

El informe elaborado por la Jefatura de Información de la Guardia Civil señala que estos pagos –que ya fueron cuestionados en su día por el Tribunal de Cuentas– son completamente «desproporcionados» y las «notas de cargo» se redactaban meses después, para justificar el trasiego de dinero.

En segundo lugar, ambas fundaciones tenían en plantilla y pagaban el sueldo al menos ocho empleados que, en realidad trabajan para el partido. CATDem y Forum Barcelona pagaban la nómina de al menos ocho empleados que trabajan en la sede de Convergencia. Por este concepto, la Fundación CATDem pagó 2,4 millones de euros en nóminas, que en realidad correspondían al partido.

La Guardia Civil ha detectado otras fórmulas utilizadas para el mismo fin, como la firma de convenios y la realización de préstamos que también podrían ser simulados. Entre 2009 y 2014, la Fundación CATDem pagó a Convergencia algo más de un millón de euros, que teóricamente corresponde a las cuotas de un préstamo que le realizó el partido.

La Guardia Civil ha llegado a estas conclusiones tras analizar los libros de contabilidad de Convergència y de la Fundación CATDem, requisados en los registros realizados en agosto y octubre de 2015 por orden del titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Vendrell, que inició la investigación del 3%.

Los agentes han descubierto así que Convergencia llevaba una doble contabilidad: la oficial –en la que aparecían por separado las cuentas del partido y sus fundaciones– y la real, en la que computaba como suyas las donaciones y todos los gastos de CATDem y Fórum Barcelona.

No hay que olvidar que el partido y CATDem compartían el mismo tesorero, primero Daniel Osàcar y luego Andreu Viloca, que fueron detenido en 2015 porque eran los encargados (junto al ex conseller de Justicia Germà Gordó) de negociar las mordidas del 3%.

Las empresas representaban el 98% de los donantes de CATDem y sólo el 2% eran particulares. Sin embargo, esta tendencia comenzó a invertirse a partir de 2010, cuando estallaron los primeros escándalos de corrupción de Convergencia (la Fiscalía presentó en 2009 su querella por el caso Palau de la Música). Entonces comenzó a descender el número de donaciones de empresas, mientras crecía el de particulares.

CATDem
A partir de 2010 se hunde el número de empresas donantes, y crece el de particulares.

La Guardia Civil indica en su informe que estas donaciones no sólo proceden de las mordidas del 3%, sino que pueden constituir un mecanismo para realizar «ingresos de fondos de origen desconocido«. Es decir, una fórmula para ingresar en las arcas del partido y blanquear dinero procedente de otros casos de corrupción.

Lo último en Investigación

Últimas noticias