La Guardia Civil descubre que Convergència tenía una «contabilidad paralela» para ocultar las mordidas del 3%

Artur Mas
Carles Puigdemont y Artur Mas (Foto: Efe).

La Guardia Civil ha descubierto que el partido de Artur Mas y Carles Puigdemont, Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), utilizaba una «doble contabilidad» o «contabilidad paralela», mediante la cual ocultaba que el dinero que ingresaban sus fundaciones en realidad iba destinado al propio partido.

El servicio de Información ha comunicado estos hechos en un informe fechado el pasado 16 de diciembre y dirigido al juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, que instruye la causa de corrupción del 3%.

El informe, al que ha tenido acceso Efe, concluye que Convergència manejaba dos hojas de cálculo denominadas “Real” y «Comptable”, lo que considera una evidencia de la existencia de esa doble contabilidad. Según los investigadores, las fundaciones CATdem, Fórum Barcelona y Nous Catalans mantenían una relación con CDC «más allá de la puramente formal, existiendo relaciones puramente económicas».

Estos datos confirman la tesis del juez José de la Mata, según la cual buena parte de las «donaciones» que recibía la fundación CATDem eran en realidad comisiones ilegales abonadas por empresarios a cambio de la adjudicación de contratos públicos.

Convergència y sus fundaciones utilizaban un sistema de gestión económica centralizada, como si se tratara de un mismo grupo empresarial, a pesar de ser independientes, señala el informe remitido a la Audiencia Nacional.

De los documentos analizados, obtenidos en su mayor parte del análisis del servidor informático de CDC, la Guardia Civil concluye que el partido utilizaba un sistema de contabilidad «que podría denominarse como doble contabilidad o contabilidad paralela«.

Mediante ese sistema, partidas registradas en la contabilidad oficial de las asociadas a las fundaciones se destinaban en realidad al partido político con un método que «oculta del control externo las posibles operaciones fraudulentas«.

Gracias a ese sistema, las cuotas, las aportaciones no finalistas y los ingresos extraordinarios, a pesar de pertenecer a las fundaciones, se computaban como ingresos de CDC en la contabilidad paralela.

El Instituto armado detalla que solo en 2013, en el caso de Catdem, la contabilidad oficial muestra ingresos por un importe de 961.000 euros, pero la «real» era de 66.700, una merma superior a los 894.000 euros.

La desviación es de 238.000 euros en Fórum de Barcelona y de 155.000 en el de Nous. La Guardia Civil sostiene que la hoja de cálculo denominada «real» muestra la realidad sobre los saldos de las fundaciones y la «comptable», la que se presentaba oficialmente.

Lo último en España

Últimas noticias