Caso Lezo

El clan de Ignacio González hizo negocios con el narco cuya empresa financió a Al Qaeda

narco al qaeda
Vicente Lamarca e Ignacio González.

El nombre de Lamarca, vinculado a una trama de financiación de Al Qaeda, figura en la instrucción del caso Lezo: una de sus sociedades hizo negocios con el clan de Ignacio González.

Los yihadistas detenidos en Madrid usaban la empresa de un traficante de cocaína para mandar dinero a Al Qaeda

El ‘clan’ familiar de Ignacio González, cuyos negocios están siendo investigados en el sumario del caso Lezo, mantuvo una relación empresarial con el narcotraficante Vicente Lamarca. El narco, uno de los fugados más buscados por la Policía española hasta que fue detenido en Venezuela, puso a una de sus empresas a disposición de la trama de Al Qaeda desarticulada en Madrid que lavaba dinero para financiar la Yihad en Siria.

El 5 de enero de 2016, la víspera de Reyes, la Guardia Civil escoltó al narcotraficante Vicente Lamarca desde la prisión de Navalcarnero hasta el domicilio de su madre Rafaela en Majadahonda. Un juez había autorizado la visita. Una vez allí pidió ir al baño. Aprovechando un descuido de los agentes, Lamarca saltó por la ventana. Y se esfumó.

Con esa huida, este economista reconvertido a ‘narco’ de guante blanco acusado de haber introducido en España miles de kilos de cocaína, pasó de ser un preso anónimo a colarse en la lista de los diez más buscados por la Policía española. Su fuga no duró demasiado: en 2017 era detenido en Venezuela. Ahora afronta una más que probable extradición.

Esta semana OKDIARIO revelaba que Lamarca aparecía en el Registro Mercantil vinculado a un complejo entramado societario operado por Al Qaeda en España y cuyo fin era, presuntamente, la financiación de la ‘guerra santa’ en Siria. El narco fugado a Sudamérica figura como propietario de Emirtrucks Trading SL. Una de las firmas a través de la que los investigadores sospechan que el grupo terrorista blanqueaba dinero y lo enviaba a Oriente Medio mediante correos humanos.

Pero Lamarca, economista y empresario, sabía diversificar el negocio. Su huella también está presente en uno de los principales sumarios de corrupción que ha golpeado a la política española en los últimos años: el caso Lezo’. Y aparece concretamente vinculado a los negocios del ‘clan’ que formaban el ex presidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González, su hermano Pablo y su cuñado José Juan.

El narco y ‘Lezo’

Entre los investigados en la instrucción de la trama ‘Lezo’ se encuentra Ignacio González, su hermano, Pablo González, y José Juan Caballero. La Audiencia Nacional sospecha que los tres participaron presuntamente en un ‘pelotazo’ por valor de 3 millones de euros y ejecutado a través de la empresa pública Canal de Isabel II.

El titular del Juzgado Central de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón, investiga en una pieza separada las  presuntas irregularidades en la adjudicación y construcción del campo de golf del Canal. Unas pesquisas que buscan determinar a qué bolsillos fue a parar ese dinero público. Es ahí donde aparece el nombre de Vicente Lamarca y el rastro de su nebulosa empresarial.

La Comunidad de Madrid tenía previsto construir un parque en esos terrenos de titularidad pública, en desuso en ese momento. Sin embargo, el gobierno regional finalmente dio luz verde a la construcción de un campo de golf. En ese momento era Ignacio González quien ocupaba la vicepresidencia de la Comunidad de Madrid. Y los beneficiarios, sus familiares.

"Blanqueo de fondos"

El gobierno regional adjudicó las obras y la gestión de las instalaciones a una sociedad llamada Tecnoconcret, directamente vinculada con Pablo González y José Juan Caballero.

El éxito de este presunto ‘pelotazo’, que la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil dibujó con precisión en los informes que entregó al juez instructor, llevó a la empresa del clan a emprender una serie de negocios con una firma británica: Ulesan LTD. Su representante en España era Vicente Lamarca.

Según el rastro trazado por los agentes de la UCO, la sociedad vinculada a los González y la de Lamarca realizaron canjes de acciones "por un precio fuera de mercado".

Los investigadores de la Guardia Civil llegaron a la conclusión de que tras estos movimientos podría haber "algún tipo de operación instrumental de blanqueo de fondos". Una forma de dar salida a parte de los beneficios del ‘pelotazo’ del campo de golf del Canal. Similar a la que luego utilizaría presuntamente el clan Kutayni para financiar la Yihad.

Los Kutayni

La operación policial de la pasada semana contra una presunta célula islamista en Madrid reveló la existencia de un complejo entramado societario puesto al servicio de Al Qaeda y de la financiación del yihadismo. Entre las diez detenciones que se practicaron el pasado martes 18 hay varios miembros de una misma familia, los Kutayni.

Este clan familiar de empresarios, de origen sirio y nacionalidad española, figuran como administradores de varias sociedades vinculadas a esta trama. Están dedicadas principalmente al transporte y al sector inmobiliario.

La Policía investiga ahora estas firmas como presuntas empresas pantalla que desviaban fondos para financiar a las facciones de Al Qaeda que aún operan en Siria. Según fuentes judiciales, iban destinados a muyahidines que aún guerrean por el control de Idlib, el único enclave que aún está fuera del control del gobierno sirio.

Entre estas empresas, tal y como ha ido revelando OKDIARIO, se encuentra Emirtrucks Trading SL. La sede de la sociedad se encuentra en el tranquilo municipio madrileño de Fuente el Saz de Jarama, de poco más de 6.000 habitantes. El pasado martes, en plena madrugada, la localidad fue tomada por ochenta agentes del Cuerpo Nacional de Policía. Se desplegaron unidades de los GEO, tiradores de precisión, artificieros de los TEDAX y perros especializados en detección de explosivos y dinero. Días antes, agentes de paisano habían estado en la zona preparando la operación.

Los documentos del Registro Mercantil situaban a una de las figuras clave del clan Kutayni, Husman, como administrador de esta empresa de transportes. Según sospechan los investigadores, la sociedad simulaba adquisiciones y ventas de camiones que nunca llegaban a ocurrir. El único accionista de la firma es el narco Vicente Lamarca.

Lo último en Investigación