El CGPJ abre expediente al juez del caso Gürtel que se quedaba dormido en el juicio

Julio de Diego
El magistrado de la Audiencia Nacional Julio de Diego.

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha abierto unas "diligencias informativas" para investigar la queja presentada por uno de los condenados por el caso Gürtel, el ex alcalde de Majadahonda (Madrid) Guillermo Ortega, quien denunció que uno de los miembros del tribunal que le ha condenado se quedó dormido varias veces durante las sesiones del juicio.

Guillermo Ortega se encuentra actualmente ingresado en la cárcel de Soto del Real, tras ser condenado a 38 años de cárcel en el juicio celebrado por la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional sobre la primera época de la trama Gürtel (1999-2005). Las sesiones se desarrollaron entre los meses de octubre de 2016 y noviembre de 2017.

Tras conocer la sentencia, Ortega dirigió el pasado mes de junio una queja al CGPJ en la que señala que uno de los miembros del tribunal, Julio de Diego, se quedó dormido "en multitud de ocasiones” durante las sesiones de juicio. Algo que la habría impedido valorar adecuadamente los testimonios y pruebas presentadas, así como los argumentos de las partes.

En su escrito de queja, el ex alcalde de Majadahonda señala que el comportamiento de De Diego supone “una falta absoluta de diligencia y rigor profesional. Teniendo en cuenta la gravedad de las penas que se solicitaban y la complejidad del asunto, entiendo debe de ser puesto en conocimiento del Consejo General del Poder Judicial”. El escrito alude concretamente a las sesiones del juicio celebradas los días 29 de junio y 3, 4 y 5 de julio de 2017.

CGPJ
El CGPJ comunica al ex alcalde Guillermo Ortega que ha abierto diligencias informativas para investigar la queja presentó.

Tras recibir esta queja, el Servicio Promotor de Acción Disciplinaria del CGPJ ha comunicado oficialmente a Guillermo Ortega que "por resolución de 2 de julio de 2018, se ha procedido a la incoación de la Diligencia Informativa 453/2018 y, tras los trámites oportunos, se le comunicará el acuerdo que en su día se adopte".

El órgano de gobierno de los jueces deberá valorar ahora si la conducta denunciada puede haber afectado a la capacidad del magistrado Julio de Diego para emitir sentencia.

Al respecto, el ex alcalde de Majadahonda señalaba en su escrito que la actitud del magistrado De Diego ha sido comentada en varios artículos de prensa y añadía que, si el CGPJ lo considera oportuno, puede “aportar el testimonio de múltiples testigos que han estado presentes en las sesiones”. Ortega califica la actitud del magistrado de “indignante e intolerable”.

Tras ocupar el Juzgado de Instrucción número 23 de Madrid, Julio de Diego fue destinado a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional en 2006. Se convirtió en uno de los miembros del tribunal encargado de juzgar la primera etapa de Gürtel, después de que las acusaciones populares ejercidas por el PSOE y la Asociación de Abogados Demócratas de Europa (también próxima al PSOE) recusaran a la presidenta de la sala, Concepción Espejel. Ambas acusaciones habían argumentado que Espejel se convirtió en vocal del CGPJ a propuesta del Grupo Popular del Senado, del que en aquel momento formaba parte Luis Bárcena.

Lo último en Investigación