Bescansa dijo que debería llamar Napoleón a su hijo en honor ¡a la Revolución francesa!

Bescansa dijo que debería llamar Napoleón a su hijo en honor ¡a la Revolución francesa!
Carolina Bescansa con su hijo en el Congreso de los Diputados. (Foto: EFE)

Podemos convirtió en un espectáculo la sesión de constitución de las Cortes del pasado 13 de enero: el bebé de Carolina Bescansa pasó de mano en mano por los escaños de Podemos, Pablo Iglesias lo arrulló, Íñigo Errejón le hizo unas carantoñas y finalmente su madre le dio el pecho. La responsable de Análisis Político y Programa de Podemos explicó luego que, exhibiendo de este modo a su hijo ante los fotógrafos y las cámaras de televisión, pretendía reivindicar la situación de las mujeres trabajadores.

Lo que no transcendió entonces es que seis meses antes, cuando nació la criatura, Bescansa tuvo la tentación de ponerle el nombre de Napoleón en homenaje a la Revolución francesa.

El bebé de Bescansa había nacido el 14 de julio de 2015, fiesta nacional de Francia en la que se conmemora el aniversario de la toma de la Bastilla que dio inicio a la Revolución. Así lo comunicó Bescansa a sus compañeros de partido en un mensaje enviado a un grupo del servicio de mensajería instantánea Telegram denominado "Ostiaputa ya!!! (sic)", del que formaban parte 80 personas.

"Buenos días compas", escribió en su mensaje, "ayer 14 de Julio a las 22pm nació mi meniño. Pesa 4,050 kgrs y mide 53 cm". Y añadió en alusión a la fecha del natalicio: "Hoy mismo le pongo la Masellesa. Tal vez debería llamarle Napoléón. Gracias a todos los que habéis estado pendientes. Beso grande".

Bebe-Bescansa
Bescansa comunicó a sus compañeros de Podemos el nacimiento de su hijo con este mensaje.

Como acredita la imagen que acompaña a esta información, en ese momento estaban presentes en el chat Íñigo Errejón, que había aguardado la noticia desde la madrugada, y el sociólogo y editor Jorge Lago, que agasajó a la nueva madre con una ristra de corazones.

Lo mismo habría dado que Bescansa pusiera de nombre a su bebé Robespierre o Danton, ya que Napoleón Bonaparte no tuvo ninguna intervención en la toma de la Bastilla ni en el estallido de la Revolución francesa.

En realidad, Napoleón no apareció en escena hasta 10 años después, cuando tras su campaña de Egipto participó en un golpe de Estado contra el Directorio que habían instituido los revolucionarios y se convirtió en cónsul. Pese a que Bescansa asocie su nombre con las ansias de libertad de la Revolución, lo cierto es que Napoleón actuó más bien como un tirano ilustrado que intentó montar su propia dinastía monárquica familiar, colocando a su hermano en el trono de España y a su hijo en el de Francia.

Carolina Bescansa dio la buena nueva del nacimiento de su hijo a través del canal de Telegram denominado "Ostiaputa ya!!!" (sin hache), del que formaban parte en aquel momento los principales dirigentes de Podemos. Entre ellos, el propio Pablo Iglesias, el portavoz en las Cortes Íñigo Errejón, Luis Alegre (secretario general de Podemos en Madrid), Miguel Ardanuy (responsable de Participación), Edu Rubiño (responsable de redes sociales), Sergio Pascual (en aquel momento, secretario de Organización, luego sustituido en el cargo por Pablo Echenique), Miguel Bermejo (responsable de organización territorial) y el editor Jorge Lago, tal como acredita la siguiente imagen.

ostia-puta
Miembros de la dirección de Podemos en el grupo de Telegram denominado "Ostiaputa ya!!!"

El ardor revolucionario de Carolina Bescansa –que quería poner La Marsellesa para celebrar el nacimiento de su bebé– contrasta con el desprecio demostrado por la jefa de prensa de Pablo Iglesias, Laura Casielles, quien llamó "putos fachas" a los franceses que entonaron La Marsellesa en memoria de sus compatriotas asesinados en los atentados de París.

Al menos así lo relataron varios asistentes al acto, celebrado el pasado mes de noviembre ante la embajada de Francia en Madrid. Entre ellos, el entonces coordinador de UPyD Andrés Herzog.

Lo último en Investigación

Últimas noticias