Un asesor de Iglesias echó de casa a su compañero de piso al descubrir que tenía Sida

iglesias-mongolia-podemos
Pablo Iglesias, en el acto de la revista 'Mongolia'. (EFE)

Uno de los asesores contratados por Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados, Luis Juberías Gutiérrez, echó de casa a su compañero de piso al descubrir que era un enfermo de Sida.

El afectado, que colabora con el equipo de investigación del hospital Vall d’Hebron de Barcelona, ha decidido denunciar estos hechos públicamente a través de la web del Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (GTT-VHI), una asociación que ofrece asistencia a los enfermos y sus familias.

Luis Juberías Gutiérrez fue nombrado asistente del Grupo Parlamentario de Podemos en el Congreso de los Diputados el pasado 17 de febrero a propuesta de Pablo Iglesias. Este cargo de confianza de carácter eventual conlleva un sueldo público que ronda los 2.100 euros al mes. Juberías es director de proyectos de la Fundació Pere Ardiaca, creada en 1987 y vinculada al Partido de los Comunistas de Catalunya (PCC).

Luis-Juberias-asesor-podemos
El Boletín Oficial de las Cortes publicó el 24 de febrero el nombramiento de Luis Juberías Gutiérrez como asesor de Podemos a propuesta de Pablo Iglesias.

Un enfermo de Sida y cooperante de varias ONG ha explicado su experiencia personal con el actual asesor de Pablo Iglesias en un artículo titulado "Allanamiento de morada", a través de la asociación para la que entonces colaboraba, GTT-VIH.

Ambos compartieron piso durante apenas diez días en Barcelona, hasta que Luis Juberías descubrió que su compañero era portador del virus VIH: su reacción fue ponerle en la calle.

"Es jueves 19 de enero; me encuentro en el Hospital Clínic de Barcelona esperando ser atendido por algún especialista en VIH/SIDA cuando suena mi teléfono móvil", con estas palabras inicia su relato el afectado, "Luis Juberías Gutiérrez, mi compañero de piso, me llama para invitarme a almorzar y hablar sobre un par de temas. Quedamos a las 14:30 en la Plaza de Cataluña".

Según explica, tras sentarse en un restaurante del centro de Barcelona, "inmediatamente me comentó compungido una situación de la que se sentía avergonzado y por la que estaba profundamente enfadado con sus padres: el lunes anterior estuvieron en casa, con una copia de la llave que él les había dejado, entraron en mi habitación y registraron todo, hasta encontrar mis antirretrovirales".

"Impactados", continúa, "no dudaron en insistir hasta la majadería sobre Luis, llamándolo constantemente, visitándolo al trabajo, invitándolo a almorzar o a cenar, todo con un único fin: echarme de casa. Luis intentaba calmar los ánimos diciéndoles que como trabajo en una ONG sobre tratamientos en VIH, que es probable que no tenga VIH y que haya traído medicamentos y prospectos únicamente para estudiarlos".

"Nunca me sentí tan estigmatizado"

El compañero de piso de Luis Juberías se sinceró y le confirmó que, efectivamente, es portador del virus de VIH. "Inmediatamente respondió que le hubiese gustado haberlo sabido desde el principio para haberlo valorado y evaluado a la hora de decidir si yo era o no la persona que debía compartir piso con él", añade en su relato.

"Mi réplica, llena de incertidumbre, fue que se trataba de mi intimidad y de mi derecho a revelar o no mi estado serológico. Y como sé que no implica absolutamente ningún riesgo, consideré que era una información que carecía de absoluta relevancia", indica el afectado.

De nada sirvieron estas explicaciones, la respuesta del actual asesor de Pablo Iglesias fue decirle que se buscara cuanto antes un nuevo piso en el que vivir. "La humillación que sentía era tan grande al imaginar a sus padres registrando mis cajones, con morbosidad y con mucha frialdad, indagando pruebas con las que condenarme, violando mi intimidad. Nunca antes en mi vida me había sentido tan estigmatizado", relata el cooperante de la ONG.

"A partir de ese día, la convivencia en casa fue inhóspita y hostil" durante varios días, relata el enfermo de VIH, hasta que finalmente logró encontrar un nuevo piso, "por la tarde cogí mis bártulos y los llevé a mi nuevo domicilio, más grande, luminoso y el doble de caro. No puedo poner la mano en el fuego por mis nuevos compañeros de piso o pensar que esto no volverá a pasar, pero hay algo que sí veo claramente en este lugar: el respeto a la intimidad de todos los que cohabitamos en casa".

"Podemos debe controlar el CNI"

El asesor de Pablo Iglesias que desahució a su compañero de piso, Luis Juberías, es coautor del libro Iaioflautas, ¡desobediencia civil en acción!, dedicado a los jubilados que participaron en las movilizaciones del 15M. Ha sido miembro de la dirección de Joves Comunistes del Poble Català (JCPC) y secretario de la Universitat Progressista d’Estiu de Catalunya (UPEC).

En la actualidad, es director de proyectos de la Fundación Pere Ardiaca. La Fundación está dedicada a la memoria de Pere Ardiaca i Martí, que fue secretario político del Partido de los Comunistas de Cataluña (PCC) durante la Segunda República y luego miembro del comité ejecutivo del Partido Socialista Unificado de Cataluña (PSUC). Tras la guerra civil, se exilió a Francia. Durante la transición fue diputado autonómico del PSUC por Lérida y finalmente murió en 1986 en Moscú.

Luis Juberías no es el único asesor que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, colocó con nómina en el Congreso de los Diputados. También designó para este puesto a Pedro Honrubia Hurtado, uno de los impulsores del portal antisistema de Internet kaosenlared.

Como ha informado OKDIARIO, Pedro Honrubia pide que "los cristianos se vayan a una isla y se hundan en ella" y afirma que "Podemos debe controlar el Ejército y el CNI para defenderse de los golpistas".

Lo último en Investigación