La agencia estatal EFE, dirigida por el socialpodemita Garea, lanza fake news sobre OKDIARIO

efe
Fernando Garea, presidente de la Agencia EFE. (Foto: EFE).

La agencia estatal EFE, dirigida por el periodista socialpodemita Fernando Garea, ha difundido este fin de semana, en apenas 24 horas, cuatro noticias sobre OKDIARIO, todas contradictorias e incompatibles entre sí. Todas falsas salvo la última, publicada tras la protesta planteada por este diario.

La agencia gubernamental cita como fuente informativa de las cuatro noticias a la Policía Nacional, cuyos responsables han vulnerado así, flagrantemente, el secreto de sumario que el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón les había encomendado preservar.

EFE difundió el sábado a las 14:49 horas una noticia falsa titulada "La Policía buscó en OKDIARIO el móvil de la asesora de Iglesias pero no se halló". Cuatro horas después, a las 18:45 del sábado, la agencia gubernamental rectificó esta noticia falsa, con otra titulada "La Policía buscó en OKDIARIO el pendrive con datos de la asesora de Iglesias". La agencia presidida por Fernando Garea volvía a mentir.

Este domingo, EFE rectifica de nuevo y corrige todo lo anterior enviando a los medios, a las 11:21 horas, una tercera versión de lo ocurrido: "La Policía se llevó de OKDIARIO un copia de datos del pendrive sobre Iglesias". Como en los dos casos anteriores, EFE atribuye la información a las mismas "fuentes policiales" a las que el juez García-Castellón había ordenado preservar el secreto de sumario.

"La azotaría hasta que sangrase"

Por último, a las 18:28 horas de este domingo, la agencia pública ha  difundido una cuarta versión de los hechos, la que más se aproxima a la verdad, titulada "OKDIARIO niega haber entregado a la Policía datos del pendrive sobre Iglesias". EFE ha publicado la última noticia después de que este diario protestara por las informaciones anteriores.

Cuatro versiones distintas, todas ellas contradictorias entre sí, para explicar de un modo muy chapucero lo ocurrido el pasado viernes. En torno a las 5 de la tarde, dos agentes de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional se personaron en la redacción de OKDIARIO portando un oficio dictado por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón.

Esgrimiendo este oficio, solicitaron que se les entregue la documentación original correspondiente a varias noticias publicadas en OKDIARIO en julio de 2016 y el pasado 29 de marzo de 2019. El oficio judicial aludía así a las informaciones publicadas por este diario con el contenido de varios chats de Telegram internos de Podemos.

Entre ellos, los mensajes en los que Pablo Iglesias confesaba a Juan Carlos Monedero que le gustaría "azotar" a la periodista Mariló Montero "hasta que sangrase". El Instituto de la Mujer condenó las palabra del líder de Podemos porque "incitan a la violencia contra las mujeres".

La Policía viola el secreto de sumario

Los responsables de la redacción de OKDIARIO comunicaron a los dos agentes que no han conservado el material original, puesto que data de hace tres años, y les entregaron una copia de las noticias publicadas, que están accesibles en la web de este diario, para los 7.000 millones de habitantes del planeta a través de Internet.

Los responsables de la redacción de OKDIARIO comunicaron asímismo a los agentes que no tienen el menor conocimiento de que esos documentos puedan proceder de un robo, más allá de lo que han publicado varios medios en los últimos días.

Apenas unas horas después de que los dos miembros de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional comunicaran a la redacción de OKDIARIO que la causa está bajo secreto de sumario, responsables del mismo cuerpo policial violaron el secreto de las diligencias dictado por el juez Manuel García-Castellón para suministrar a la agencia EFE, controlada por el Gobierno de Pedro Sánchez, tres versiones distintas de lo ocurrido. Y las tres, falsas.

Lo último en Investigación