EEUU

Queman una comisaría en Minneápolis durante los graves disturbios por la muerte de George Floyd

La violencia policial e EEUU ha provocado otra ola de protestas, especialmente en Minneápolis, cuyo alcalde, Jacob Frey, ha tenido que declarar el estado de emergencia en esta ciudad de Minnesota a causa de los disturbios desatados por la muerte de George Floyd, un hombre negro que falleció tras ser arrestado por la Policía.

Frey ha anunciado que Minneápolis ha pedido ayuda al Gobierno de Minnesota, incluyendo una autorización para que la Guardia Nacional pueda colaborar con las autoridades en el «restablecimiento de la seguridad y la calma debido a los disturbios civiles» que han surgido tras la muerte de Floyd. Frey ya había pedido ayuda a la Guardia Nacional para tratar de «mantener bajo control la situación».

La emergencia estará vigente durante 72 horas y proporciona a Frey la capacidad de utilizar «de inmediato» regulaciones de emergencia.

La Guardia Nacional de Minnesota ya ha informado a través de Twitter de que han desplegado 500 soldados que se repartirán entre Minneápolis y Saint Paul, la capital de estado, mientras las protestas continúan en ambas localidades.

«Hemos activado a más de 500 soldados en Saint Paul, Minneápolis y las comunidades de alrededor», han aseverado desde la Guardia Nacional de Minnesota, al tiempo que han asegurado que su «misión» es «proteger la vida, preservar la propiedad y el derecho a manifestarse pacíficamente«.

Miles de personas han provocado fuertes disturbios por segundo día consecutivo en unas protestas convocadas en el lugar exacto en el que Floyd habría muerto. Comenzaron de forma pacífica, pero se han tornado en «extremadamente violentas», según ha denunciado el gobernador de Minnesota, Tim Walz.

Una persona ha muerto tras recibir un disparo en el marco de las protestas y también se han registrado saqueos e incendios en el área. La Policía, por su parte, ha hecho uso de gases lacrimógenos en un intento por sofocar las marchas, lo que ha provocado enfrentamientos entre manifestantes y agentes.

Más tarde, los manifestantes han incendiado una comisaría en Minneápolis. La Policía de la ciudad ha informado de que ha evacuado a todo su personal «en interés de su seguridad», según un comunicado del director de la Oficina de Información Pública del departamento, John Elder, al que ha accedido la cadena de televisión CNN.

«Los manifestantes han forzado la entrada al edificio y han iniciado varios incendios», ha agregado Elder. Según el citado medio, el fuego habría consumido casi la mitad de las instalaciones.

Floyd murió el lunes tras ser arrestado por la Policía. En una grabación de vídeo puede verse a un policía blanco arrodillado sobre el cuello de Floyd, de 46 años y detenido por una supuesta falsificación, durante varios minutos. Floyd trata de pedir ayuda y grita en repetidas ocasiones que no puede respirar. Por el momento, cuatro agentes han sido despedidos.

La ONU pide medidas

La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, ha instado al Gobierno estadounidense a tomar las medidas necesarias para acabar con la violencia policial y la muerte de afroamericanos a manos de los agentes.

«Esta es la última muerte de una larga lista de afroamericanos desarmados que son asesinados por policías estadounidenses«, ha alertado Bachelet, que ha lamentado tener que «añadir el nombre de George Floyd junto al de otros como Breonna Taylor, Eric Garner y Michael Brown».

En un comunicado, la ex presidenta chilena ha recalcado que las autoridades deben «tomar medidas para acabar con este tipo de asesinatos y garantizar que este tipo de actos son llevados ante la Justicia».

«Deben cambiar los procedimientos, los protocolos. Debe haber sistemas de prevención, y aquellos agentes que hagan un uso excesivo de la fuera deben ser condenados por los crímenes que cometen», ha aseverado.

En este sentido, ha dicho «acoger» el hecho de que las autoridades hayan anunciado que se «abrirá cuanto antes una investigación al respecto. Sin embargo, ha recordado que en muchas ocasiones «este tipo de investigaciones han llevado a justificar este tipo de muertes».

Para Bachelet, la discriminación racial juega un «papel indispensable» en este tipo de muertes, algo que debe ser «correctamente analizado y reconocido». Si bien ha hecho hincapié en que entiende la «ira» que mueve a aquellos que se manifiestan en Minnesota, ha pedido a la población «manifestarse de forma pacífica».

«La violencia y la destrucción de la propiedad no resolverá el problema de la brutalidad policial y la discriminación. Pido a los manifestantes que expresen sus demandas de forma pacífica y solicito a la Policía que no detone la situación haciendo un mayor uso de la fuerza», ha remachado.

 

Lo último en Internacional

Últimas noticias