107 inmigrantes

El ‘Open Arms’ espera frente a Lampedusa la respuesta a sus exigencias para desembarcar

De momento, el barco 'Open Arms' se quedará donde se encuentra ahora mismo, a la espera de una solución segura para su desembarco.

El ‘Open Arms’ continúa frente a las costas de Lampedusa, a poco menos de media milla, a la espera de que los Gobiernos de España e Italia cedan a sus exigencias de enviarles buques desde ambos países para un eventual desembarco en las Islas Baleares. Sería la única forma, avisan, de que el barco pudiese poner rumbo a España, en un viaje de aproximadamente tres días.

En el barco, que cumple ya diecinueve días a la deriva, viajan 107 inmigrantes recogidos frente a las costas de Libia. Hasta Lampedusa se desplazó también en las últimas horas el presidente de ProActiva Open Arms, Óscar Camps, que supervisa la situación in situ.

Fuentes de la organización consideran que la situación, en la cubierta del buque, es cada vez "más tensa". Los inmigrantes conviven amontonados en un espacio más bien reducido, con temperaturas de más de 32º de sensación térmica y con oleaje permanente.

En las últimas horas, la Guardia de Lampedusa ha rescatado a 38 migrantes más que intentaban llegar a las costas de esta isla a bordo de varias lanchas. Estos ilegales han sido desembarcados en el puerto de la ciudad, para su posterior traslado al Centro de Internamiento de Extranjeros.

Invitación a Calvo

Camps ha invitado este lunes a la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, a viajar hasta Lampedusa para subirse a bordo del buque de rescate y conocer la situación que se vive en su interior.

De momento, el barco se quedará donde se encuentra ahora mismo, a la espera de una solución segura para su desembarco. De no llegar de forma inminente, el barco entraría sin permiso al puerto de Lampedusa, pese a estar fuertemente vigilado por barcos de la Guardia Costera.

Lo último en Internacional

Últimas noticias

. . . . . . . . .