Kiev vive una noche de explosiones mientras se recrudece la ofensiva rusa sobre Ucrania

Un edificio destrozado en la invasión de Ucrania.
Un edificio destrozado en la invasión de Ucrania.

Numerosas explosiones se han registrado en Kiev en la segunda noche de invasión de Ucrania por parte del Ejército de Rusia en lo se ha convertido en el preludio de la entrada en la capital. Durante toda la jornada del jueves se subrayó que tropas rusas se encontraban a unos 25 kilómetros de la capital y que se habían hecho con el control de un aeropuerto de carga a las afueras -el Antonov, de Hostómel-, sin que de noche se produjeran mayores acercamientos. Pero durante la mañana de este viernes ya han logrado penetrar en la capital.

Una de las más espectaculares escenas se vivió en plena madrugada, en lo que pareció un impacto de importantes proporciones de un proyectil en el aire. Según recogían varias cuentas en las redes sociales, podría tratarse del derribo de un avión, cuyos deshechos habrían caído sobre un edificio residencial de Kiev. No se ha confirmado ningún muerto en este impacto, sí al menos cinco heridos.

Varias cuentas en las redes sociales aseguraban en un primer momento que se trataría de un avión ruso, pero la CNN relataba poco después que el aeroplano sería de bandera ucraniana y derribado por las fuerzas rusas.

Varios corresponsales desplazados a Kiev notificaron durante la madrugada varias explosiones en diversos lugares de la ciudad -que es la séptima de Europa por población con unos 3 millones de habitantes, justo un puesto por detrás de Madrid-. Según The Guardian, los sistemas antiaéreos del Ejército ucraniano estuvieron activos durante la noche atacando aviones y drones rusos.

El ministro de Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, describió el ataque sobre Kiev como «horrible», comparándolo con los llevados a cabo por la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial: «La última vez que nuestra capital vivió algo parecido a esto fue en 1941 cuando fue atacada por la Alemania nazi. Ucrania derrotó a aquella maldad y derrotará a esta».

Hasta dónde quiere llegar Rusia

La región del Donbás, que es una región cultural y económica, no política, y que comprende en territorio ucraniano los oblasts de Donetsk y Lugansk, es el primer objetivo, desde que la pasada semana Putin reconociera su independencia. Es una región sin ley de facto desde hace varios años cuando, tras la anexión de Crimea, Rusia armó a milicias prorrusas en esta zona para imponer una suerte de autogobierno en las llamadas «República popular de Donetsk» e, igualmente, de Lugansk, con sus propias banderas derivadas de la rusa.

En esta primera jornada de invasión Rusa, se han registrado explosiones en varios lugares de Ucrania, sin que haya señales claras de momento de hasta dónde quiere entrar Rusia. Se han observado, por ejemplo, algunos movimientos en torno a Odesa, importante salida al Mar Negro y muy cerca de Moldavia -que este jueves declaraba el estado de emergencia- y Rumanía.

En cuando a ayuda occidental, de momento Ucrania queda a su suerte, toda vez que Joe Biden ya dejó claro que no mandará tropas allí: sólo a Alemania para defender posibles agresiones a países miembros de la OTAN. Esta defensa está más enfocada hacia las repúblicas bálticas, sólidas aliadas de la alianza del Atlántico Norte y con un permanente sentimiento de amenaza rusa.

Lo último en Internacional

Últimas noticias